2 de mayo, el gran día de la Comunidad de Madrid

62

El 2 de mayo de cada año se celebra el Día de la Comunidad de Madrid, fiesta regional. Con ella, se conmemora el levantamiento del 2 de mayo de 1808, en el que el pueblo madrileño se rebeló con armas contra la ocupación francesa de España y con el que intentó expulsar a este ejército, el cual estaba tomando gran parte de la Península Ibérica.

Este acontecimiento, fue el primero de la Guerra de la Independencia Española. En las fiestas de 2008 por el segundo centenario del levantamiento del 2 de mayo, se celebraron diversas actividades culturales en la capital, una ofrenda floral a los héroes del 2 de mayo de 1808 en el Cementerio de la Florida, un desfile en la Puerta del Sol con la colocación de una corona de flores a las placas de agradecimiento a los que lucharon el 2 de mayo de 1808, así como a los ciudadanos que ayudaron a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004, y una ceremonia de entrega de
premios en la Sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

En 1908 también se celebraron actos especiales presididos por el rey Alfonso XIII debido al centenario del levantamiento. El 2 de mayo fue el día escogido por Joaquín Murat, Mariscal de Francia y líder de las tropas enemigas en Madrid, para trasladar a los hijos de Carlos IV a Bayona para que renunciaran a su derecho a reinar. Muchos
madrileños sospechaban de esta estrategia por parte de Murat, y acudieron al Palacio Real para ver qué pasaba.


Esa mañana, dos carruajes salían del palacio cuando José Blas de Molina, maestro cerrajero y partidario de Fernando VII, vio al infante Francisco de Paula dentro del
carruaje y advirtió a todos. La voz de José Blas provocó la reacción ciudadana que intentó el asalto al palacio y proporcionó a Murat la excusa para sacar sus tropas a
la calle y abrir fuego contra los rebeldes. Fue así como comenzó el levantamiento.
Manuela Malasaña, bordadora de 17 años, fue una de las víctimas del 2 de mayo y es un ejemplo perfecto de cómo la población se implicó en la lucha, fuese cual
fuese su sexo o condición. Su popularidad en la época y su juventud la convirtieron en una heroína y se le concedió su nombre a una calle cerca de donde vivía, en el
barrio de Maravillas, más conocido a día de hoy como barrio de Malasaña.


Precisamente dicho barrio celebra sus fiestas en torno al 2 de mayo. Organizado por los vecinos, comercios y organizaciones de este distrito, el programa incluye actividades de todo tipo: desayunos, conciertos y exposiciones. En el centro de la Plaza del 2 de mayo (nombrada así también como homenaje la lucha que allí tuvo lugar) se conserva la puerta del Parque de artillería de Monteleón, bajo la cual se construyó una escultura en homenaje a Daoíz y Velarde. Además, los leones del Congreso de los Diputados portan el nombre de los capitanes. La Plaza de la Lealtad se encuentra el ‘Monumento a los héroes del 2 de mayo’, que consiste en un obelisco en recuerdo a las víctimas.

Frente al obelisco hay una llama que se mantiene siempre encendida en recuerdo a los fallecidos. El escultor Aniceto Marina fue el encargado de realizar el ‘Monumento al pueblo del 2 de Mayo’, situado en los Jardines del General Fanjul.