3 ventas tradicionales donde comer bien en Málaga

1474

En Málaga, comer es muy fácil, pero a la vez difícil. ¿No se ha entendido? Verás, esta provincia cuenta con una de las gastronomías más originales y ricas del país, y es justo por eso por lo que es fácil comer, pero ¿dónde lo hacemos ante tanta oferta? Esa es la parte difícil. Esta vez nos escapamos del casco histórico de la ciudad, y nos alejamos de la costa, que el frío ya empieza a notarse, y nos vamos a adentrar en las zonas de montaña, en la gastronomía rural. Estas son tres de las mejores ventas para disfrutar de una buena comida en las montañas y pueblos de la provincia de Málaga. 

Venta Galwey. Ubicada en los montes de Málaga, esta venta no es una más entre el sinfín de establecimientos que podemos encontrar en este área para disfrutar de la gastronomía de la zona. Esta es una de las ventas con más historia de los alrededores. La construcción del edificio corrió de la mano de un señor de Irlanda, que también dispuso una pequeña iglesia, acompañada de un puesto médico y una escuela, de ahí el nombre en honor a uno de los pueblos más famosos de la isla. Del resto de edificios ya no se tiene constancia, pero la venta Galwey, o conocida internacionalmente con los sobrenombres de ‘Galbei’ o ‘Garbei’, sigue en pie dede el siglo XIX.  Además de unas vistas panorámicas espectaculares, entre sus platos estrella podemos encontrar las migas, el lomo en manteca y la carne de caza, como el jabalí en salsa de almendras o venado. Esta venta se puede encontrar justo en el desvío dirección Granada, en la carretera A-7000, kilómetro 12.

Antigua Venta de Alfarnate. Este establecimiento, como el anterior, también cuenta su historia por siglos, concretamente nos remontamos al siglo XIII y, según dicen, es la más antigua de Andalucía. La Venta conserva su arquitectura tradicional y, en su interior, como si un museo se tratase, se puede disfrutar de diversos recuerdos de bandoleros, guardias civiles y toreros, además de poder admirar muchos aperos de labranza, útiles y objetos tradicionales del campo andaluz. Su parte más atractiva es la visita al calabozo donde, según cuenta la leyenda, estuvo preso el bandolero Luis Candela. En esta Venta tradicional de la Alta Axarquía, el plato más típico son sus ‘huevos a lo bestia’, un contundente plato con migas, lomo, chorizo y morcilla, aunque también se elaboran sabrosas carnes de cerdo ibérico, ternera o chivo lechal. Su ubicación se encuentra en la antigua carretera Málaga-Granada, en el kilómetro 513.

Cortijo San Antonio en Casarabonela. Esta es una venta especial, ya que además de ser eso, una venta, hace la vez de hotel rural para poder descansar después del atracón con la gran gastronomía que nos presentan. La parte más especial de este establecimiento, es que cuenta con amplios salones para realizar comidas con la familia o los amigos, pero a la vez cuenta también con salas más pequeñas y acogedoras para disfrutar de un encuentro más reservado. Entre sus platos estrella, además de espectaculares carnes, se puede encontrar pulpo con mahonesa de plancton, y setas con trufa y huevo, entre otros. Esta Venta podemos encontrarla en la carretera Málaga-Campillos, en el kilómetro 32,5.