Alta gastronomía saludable, el proyecto del chef Andrés Ruiz

234
Alta gastronomía saludable, el proyecto del chef Andrés Ruiz

Alta Gatronomía Saludable. Andrés Ruiz Morillo es un cocinero autodidacta que lleva trabajando 22 años en el sector de la hostelería. Amplió su conocimiento práctico en diversos hoteles de la Costa del Sol y de su Ronda natal y entre las cocinas por las que disfrutó ejerciendo su pasión se encuentran las de Kempinski, Guadalpin, Villa Padierna, Cipriano y Pedro Romero.
Hace seis años que surgió una gran oportunidad para él, la de liderar un proyecto enfocado para crear un tipo de cocina saludable en las Thermas del Balneario de Carratraca y su hotel de cinco estrellas. Andrés nos confiesa que no tenía mucha experiencia en este proyecto, pero se decidió a lanzarse a la aventura, aprender y crecer con este reto. Desde entonces, no ha dejado de formarse constantemente realizando másters en dietética y nutrición, cursos de cocina macrobiótica, vegetariana y crudivegana. “Se puede crear un concepto novedoso e interesante de alta cocina saludable, en la que se conjuga una alimentación sana y equilibrada con el disfrute que siempre supone una buena comida”, afirma el chef.
Desde que decidió crear cocina saludable, es de la convicción de que una dieta equilibrada, orientada a mantener la salud e incluso perder peso, no está reñida con los placeres culinarios y no tiene por qué convertirse en una comida aburrida e insípida. De hecho, es una línea en la que siguen trabajando de forma constante. “Actualmente investigamos y probamos las propiedades de los alimentos para que nos hagan bien a nuestro organismo y sacarles su máximo partido”, comenta.

Andrés Ruiz Morillo es un cocinero autodidacta que lleva trabajando 22 años en el sector de la hostelería. Amplió su conocimiento práctico en diversos hoteles de la Costa del Sol y de su Ronda natal y entre las cocinas por las que disfrutó ejerciendo su pasión se encuentran las de Kempinski, Guadalpin, Villa Padierna, Cipriano y Pedro Romero. Hace seis años que surgió una gran oportunidad para él, la de liderar un proyecto enfocado para crear un tipo de cocina saludable en las Thermas del Balneario de Carratraca y su hotel de cinco estrellas. Andrés nos confiesa que no tenía mucha experiencia en este proyecto, pero se decidió a lanzarse a la aventura, aprender y crecer con este reto. Desde entonces, no ha dejado de formarse constantemente realizando másters en dietética y nutrición, cursos de cocina macrobiótica, vegetariana y crudivegana. “Se puede crear un concepto novedoso e interesante de alta cocina saludable, en la que se conjuga una alimentación sana y equilibrada con el disfrute que siempre supone una buena comida”, afirma el chef. Desde que decidió crear cocina saludable, es de la convicción de que una dieta equilibrada, orientada a mantener la salud e incluso perder peso, no está reñida con los placeres culinarios y no tiene por qué convertirse en una comida aburrida e insípida. De hecho, es una línea en la que siguen trabajando de forma constante. “Actualmente investigamos y probamos las propiedades de los alimentos para que nos hagan bien a nuestro organismo y sacarles su máximo partido”, comenta.

En la cocina de Andrés podemos encontrar verduras y frutas ecológicas, a la que añade cada vez más superalimentos como la cúrcuma, el ajo negro, las bayas de goji, el trigo sarraceno, la maca, la chía, las semillas de lino… “Siempre me ha gustado el deporte, hago pruebas de ultrafondo, por lo que la alimentación es muy importante en mi día a día para poder prepararlas y hacerlas con éxito”. Entre los próximos proyectos de este chef autodidacta se encuentran editar un libro con todas las recetas y consejos que ha desarrollado en la labor de ejercer su profesión. “También me gustaría comunicar y exponer toda la experiencia sobre curiosidades de los alimentos, ingredientes novedosos y cocina saludable”, confiesa. Estamos seguros de que así será.

Ensalada de quinoa, aguacate, semillas, arena de remolacha y muselina de cítricos.
Vieira con algas, cebolla roja, lima, brotes y espuma de mar.
Pulpo a la parrilla con zanahoria moruna, apiorabe y ajo negro.
Ensalada de mini mozzarella, mezclum, anchoa y salmorejo de fresa.

Doce consejos dermosaludables del Chef Andrés Ruiz Morillo

1. Beber 2 litros de agua mineral o filtrada al día, nunca con gas.
2. Incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina E como el brócoli, la avellana, aceite de coco…
3. Utilizar fotoprotector solar para mitigar los efectos adversos del sol, ya que es un acelerador del envejecimiento cutáneo.
4. Darnos un capricho de vez en cuando y comer un trozo de chocolate pero con +70% de cacao, ya que contiene flavonoides, ácidos grasos y antioxidantes que nos ayudan a tener la piel más bonita, reducen el enrojecimiento y protegen del sol. El cacao además, incrementa la circulación y relaja las arterias.
5. Utilizar a diario un buen hidratante para cuidar nuestra piel.
6. El pimiento rojo tiene mucha cantidad de vitaminas C, B6 y fibras. Es rico en carotenoides, que sirven para reducir y prevenir las tan temidas arrugas. También es bueno contra el acné.
7. Reducir o eliminar en lo posible el tabaco, alcohol y estrés, todo afecta.
8. Agregar en nuestras comidas más vegetales frescos, frutas, cereales integrales y proteínas sin grasas.
9. Beber 2 o 3 tazas al día de té verde para para notar sus beneficios. Tiene muchos antioxidantes y L-teanina, una sustancia que disminuye el estrés y relaja el cuerpo. Cuando se bebe en caliente, libera catequinas, unas sustancias antioxidantes, antinflamatorias y anticancerígenas.
10. El ácido alfa-linoléinico que se encuentra presente en los ácidos grasos omega-3 (salmón, atún, anchoa, aceite oliva virgen extra, almendras, semillas de lino…) y combaten la sequedad de la piel.
11. Comer zanahorias en crudo para aprovechar sus propiedades, sirve para reparar los tejidos, protege la piel de los rayos UV y de los radicales libres.
12. Consumir habitualmente semillas de calabaza, son ricas en zinc que protege las membranas celulares, mantiene los niveles de colágeno y promueve la renovación de la piel.

Los platos:

  • Ensalada de quinoa, aguacate, semillas, arena de remolacha y muselina de cítricos.
  • Vieira con algas, cebolla roja, lima, brotes y espuma de mar.
  • Pulpo a la parrilla con zanahoria moruna, apiorabe y ajo negro.
  • Sushi maki vegetal (sin arroz ni pescado crudo).
  • Ensalada de mini mozzarella, mezclum, anchoa y salmorejo de fresa.