Ayudas de 10,2 millones de euros a pymes agroalimentarias malagueñas

82
apoyo pymes agroalimentarias (1)-1

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha concedido ayudas por un importe total de 10,2 millones de euros para incentivar proyectos de transformación, comercialización y desarrollo de productos presentados por 26 pequeñas y medianas empresas (pymes) agroalimentarias de la provincia de Málaga, según ha explicado el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, que ha aportado los detalles de esta última convocatoria de ayudas junto al delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Javier Salas.

La provincia de Málaga ha aglutinado casi una cuarta parte de esta convocatoria de ayudas que ha destinado 44,9 millones de euros a 113 proyectos de pymes agroalimentarias de toda Andalucía.

Las subvenciones, que en la mayor parte de los casos cubren la mitad del coste de los proyectos, se dirigen a facilitar el aumento de la competitividad y el valor añadido de acuerdo con las tendencias del mercado, ha indicado Ruiz Espejo, que ha precisado que este incentivo de 10,2 millones de euros generará una inversión global de 20,4 millones de euros en el campo malagueño.

El delegado del Gobierno ha destacado que la mayoría de estos incentivos han sido destinados a proyectos del sector hortofrutícola (10 proyectos), en especial el ámbito de los subtropicales que ha recibido un total de 3,4 millones de euros de la cuantía global destinada a la provincia. También han sido destinadas ayudas al sector cárnico (4), lácteo (3), cereales y piensos (2), especies (2) frutos secos (1), aceite (1), bebidas (1) y otros sectores (2).

Entre los proyectos respaldados se incluyen los de modernización de canales de comercialización y procedimientos de manipulación y transformación; presentación de los productos; aplicación de nuevas tecnologías; diversificación de producciones; implantación de sistemas de gestión de calidad, y mejora de la trazabilidad y de la eficiencia energética, así como reutilización de subproductos.

El delegado del Gobierno ha indicado que estas ayudas por valor de 10,2 millones de euros vienen a “demostrar una vez más el apoyo del Gobierno andaluz al sector agrícola y ganadero de la provincia para que siga creciendo y siga generando empleo y oportunidades en los pueblos de Málaga”.

“Un sector agrícola y ganadero de la provincia que ha vivido una importante transformación en los últimos años que ha hecho que se sitúe como exponente en diversos segmentos y subsectores agroalimentarios a nivel nacional; tenemos empresas y cooperativas punteras en sectores como el cárnico, olivarero, subtropipcal y cítrico”, ha explicado Ruiz Espejo.

Ruiz Espejo ha detallado que estas ayudas benefician a proyectos empresariales de los municipios de Málaga, Alhaurín de la Torre, Alhaurín El Grande, Antequera, Fuente de Piedra, Benaoján, Vélez-Málaga, Algarrobo, Pujerra, Ronda, Torremolinos, Humilladero y Teba.

Por su parte, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha indicado que previamente a esta convocatoria de ayudas la Junta de Andalucía incentivo en la anterior convocatoria de 2015 un total de 29 proyectos de pymes agroalimentarias con un incentivo global de 4,7 millones de euros.

Javier Salas ha resaltado que el apoyo de la Junta de Andalucía al sector agrícola y ganadero viene siendo constante y decidido desde hace décadas y que “además de contar con el sector agroalimentario más exportador de España hoy por hoy Andalucía es la comunidad que menos problemas tiene de despoblamiento en el campo con municipios vivos que tienen trabajo y calidad de vida”, ha subrayado.

Plan Estratégico para la Agroindustria Horizonte 2020

Asimismo, Javier Salas ha explicado que el Consejo de Gobierno aprobó recientemente el Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía Horizonte 2020, que destinará más de 728 millones de euros para políticas de apoyo a esta actividad clave de la economía regional con más de 46.000 empleos y 14.200 millones de euros de facturación, el sector es el segundo de España en términos de valor añadido y el primero por ventas al exterior.

Entre otros objetivos, este plan estratégico prevé la creación de 7.000 puestos de trabajo en los próximos tres años, lo que supondrá un incremento del 15%, así como mejorar la competitividad, promover un empleo de calidad y favorecer el equilibrio en la cadena agroalimentaria, ha indicado Salas.

Como metas específicas, el plan propone aumentar en un 20% el número de mujeres empleadas y su presencia en puestos directivos, incrementar en un 42% la facturación de las producciones ecológicas y de calidad diferenciada (Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas); alcanzar el 20% de aportación de las renovables al consumo energético total de la agroindustria; duplicar el número de empresas agroindustriales con actividad innovadora y la presencia de empresas en el mercado digital; aumentar un 20% las firmas exportadoras; superar el 50% de las ventas fuera de la Unión Europea, y reducir en un 10% la tasa de temporalidad y en un 30% la de accidentes graves y mortales en el sector.