Caleta de Vélez, punto de encuentro gastronómico en alta mar

445

Caleta de Vélez ha acogido la primera jornada ‘Cocina a Bordo’, un encuentro que ha sido promovido por el restaurante Chin Chin, ubicado en el recinto portuario, y que ha estado dirigido a cocineros, gastrónomos y profesionales del sector gastronómico. Esta iniciativa parte con el fin de promover y fomentar la divulgación y el conocimiento de las distintas especies que se capturan en el puerto de Caleta de Vélez y que ésta sea trasladada dentro de la oferta de restauración malagueña.

Una experiencia que ha permitido estar en contacto con la labor y tradición pesquera, permitiendo además una cocina en directo con el pescado fresco capturado ese día por los pescadores. A bordo del catamarán ‘Zostera’, que facilita a los clientes de Chin Chin que puedan navegar y conocer de cerca la lonja, las bateas de mejillones o las embarcaciones que salen a faenar; se han ofrecido distintas degustaciones con las capturas del día, como pulpos, mejillones, calamaritos o algarines, cocinados de forma tradicional como puede ser en espeto, e incluso adoptando influencias de cocinas internacionales a modo de sushi o nigiri, pasando también por su inclusión en una exquisita paella.

La actividad también incide en mostrar la labor que se desarrolla en uno de los puertos más importantes a nivel andaluz en cuanto a volumen de capturas, que ofrece distintas artes como el arrastre, el cerco y el marisqueo, contando además con el trasvase de la materia prima en la embarcación así como incluyendo la explicación de distintas especies existentes que se pueden incluir en elaboraciones culinarias, ofreciendo además durante la degustación una selección de vinos realizadas por Pebar.

Un momento del encuentro.

Precisamente en la proximidad con el puerto radica una de las garantías del éxito de establecimientos como Chin Chin, que ofrece pescado fresco en sus vitrinas; abanderando y apostando por ese producto de cercanía, que prácticamente pasan desde las redes a la cocina; directamente para su consumo. Y todo ello a modo de una jornada de convivencia que permite a los cocineros que pongan en valor sus cartas y las diferencien. Un encuentro en alta mar que contó con la presencia del presidente de Carta Malacitana, Antonio Carrillo, así como el de la Academia Gastronómica de Málaga, Manuel Tornay además de cocineros y representantes de reconocidos establecimientos punteros en el sector de restauración como El Restaurante del Candado Golf en Málaga, FM de Granada, Oleo Restaurante del CAC de Málaga, Cortijo Bravo en Vélez-Málaga, La Salina de Fuengirola o Yerbagüena en Campillos, entre otros.