Caminando entre olivos

47

El contacto con la naturaleza en esta época tiene sus encantos particulares y precisamente son los olivos que podemos encontrarnos en Málaga un motivo para caminar por los senderos y entornos del interior, dejarse asombrar por algunos árboles casi milenarios y conocer un poco sobre ese producto tan nuestro como es la aceituna. Estamos en la temporada de recolección y es una actividad que perdura a través de los siglos y es digna de contemplar. Y que mejor que hacerlo a través de algunas rutas que te proponemos, que además te permitirán conocer algunos de los preciosos pueblos de nuestra provincia.

En el interior de la comarca de la Axarquía, precisamente nos encontramos con un itinerario que da nombre al oro líquido que mejor se valora en esta tierra. La Ruta del Aceite y los Montes de la Axarquía te invita a ver un paisaje rodeado del verde de los olivos, en un terreno montañoso y con el bello marco de las sierras. Dentro de este recorrido puedes ver los municipios de Alfarnate, Alfarnatejo, Alcaucín, Riogordo, Colmenar, Periana y La Viñuela; en los que el cultivo del olivo, en su variedad verdial y hojiblanca, nos dan uno de los aceites mejores valorados, y que forma parte de la cultura de estos pequeños pueblos así como de su oferta gastronómica, donde deja su huella.

Precisamente uno de los aceites más reconocidos son los que se producen en la localidad de Periana así como en la pequeña aldea de Mondrón. Y es allí donde podremos hacer una ruta senderista conocida como la Ruta de los Olivos Milenarios, que nos permite contemplar árboles de gran antigüedad con parcelas entre las aldeas de La Muela y Cortijo Blanco, viendo lo que se conoce en la zona como ‘El Caracol’ o ‘El Olivo de los Tres Pies’. Una ruta de dificultad moderada, de cerca de diez kilómetros de distancia, y que nos aguarda sorpresas como el mirador de La Muela para contemplar los espectaculares paisajes así como algunas especies animales entre las que se encuentran las águilas, búhos o perdices, junto con la espectacular vegetación que podremos encontrarnos en nuestro recorrido.

Por la Vega de Antequera nos podemos dejar cautivar por los olivos centenarios e históricos, con sus variedades de la aceituna hojiblanca, y que te permite verlos a través de distintos recorridos como puede ser el del Monte Hacho, con vistas de la zona del Torcal así como de Las Escalerillas, o la ruta de las Arquillas, senda construida en la época de los romanos que recibe el nombre de esas construcciones por donde discurría el agua. Precisamente sin salirnos de la comarca antequerana, nos encontramos también en Casabermeja con una interesante ruta por el paraje de Arroyo Carnicero, donde nos tenemos que parar ante una joya natural como es su Olivo Milenario, que hace cinco años fue declarado ‘Mejor Olivo Monumental de España’ por la Asociación Española de Municipios del Olivo, un ejemplar que data de la época árabe y que ha sido testigo de siglos y siglos de historia en nuestro país.

En la comarca de la Sierra de las Nieves también podremos contemplar algunas de estas especies arbóreas dignas de estampas fotográficas, sobre todo por los pequeños municipio de Alozaina,  El Burgo, Monda, Tolox o Yunquera, donde también predominan otros ejemplares de gran belleza como los pinsapos, encinas o alcornoques.