Canillas de Aceituno: gastronomía, patrimonio cultural y naturaleza

25

A 645 metros de altura se extiende sobre la falda de la Sierra Tejeda, en el Parque Natural, Canillas de Aceituno. Un pueblo que es conocido por estar a los pies del punto más alto de la provincia, La Maroma con 2.069 metros.

Este bello emplazamiento unido a siglos y siglos de historia ha ido conformando un interesante patrimonio natural y humano que hace de este territorio un lugar imprescindible para el viajero que busque enclaves llenos de autenticidad.

Entre los vestigios más relevantes de su pasado en el plano monumental, se pueden destacar elementos de índole civil y religiosa, que hunden sus raíces desde el siglo XV en adelante, como por ejemplo: la Casa de los Diezmos, el Qanat del pilar grande, el aljibe del huertezuelo, la iglesia de Nuestra Señora del Rosario decorada en su interior con frescos del siglo XVI o los puentes medievales del río Bermuza.

“Tiene detalles arquitectónicos que vienen a recordar la clara herencia morisca que este pueblo aún conserva, como puede ser el trazado de sus calles, el tipismo de sus casas y el regadío tradicional mediante acequias y abancalamientos – o muros de piedra seca, recientemente declarados patrimonino inmaterial de la Humanidad por la UNESCO- , como clara muestra también de la relación tan estrecha que este pueblo tenía y tiene con la agricultura”, ha destacado durante la presentación, el alcalde de Canillas de Aceituno, Vicente Campos junto al teniente de alcalde, Álvaro Hurtado

En el ámbito de la gastronomía, “Canillas de Aceituno ha llegado a ser un referente para los amantes de la “buena mesa” gracias sobre todo a dos productos estrella: la morcilla y el chivo al horno. Que pese a su sencillez pero gracias al buen hacer de restaurantes y carnicerías han alcanzado las cotas más altas en cuanto a calidad y aceptación”, ha añadido.
Por su parte, Hurtado, ha descrito Canillas de Aceituno como “uno de los exponentes más claros en lo que a turismo de naturaleza se refiere, ya que está dentro del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, y alberga dentro de su término, la cumbre Tejeda (2069 metros), conocida popularmente como “Maroma” y una de las subidas más espectaculares hasta ella”.

El visitante también podrá disfrutar de otro tipo de senderos gracias a su orografía privilegiada, entre los que cabe destacar las “Colás del Saltillo”. “Se trata éste de un itinerario que discurre a media ladera sobre el impresionante cañón del río Almanchares, en donde el visitante podrá disfrutar tanto de la fauna como de la flora, así como de las mejores vistas panorámicas que la situación del pueblo y el sendero ofrecen”, ha explicado

Ayer precisamente, durante la segunda jornada de FITUR, la Diputación Provincial de Málaga explicó el proyecto de acondicionamiento que en este enclave llevará a cabo dentro de la iniciativa de la Gran Senda mediante la construcción de pasarelas y puentes en El Saltillo.

“Estos son sólo algunos aspectos de los muchos más que el visitante podrá encontrar cuando visite este precioso pueblo de la Axarquía malagueña, enclavado en lo natural, hundiendo sus raíces en siglos y siglos de Historia, pero mirando al futuro”, ha finalizado el alcalde.

El eslogan que ha llevado a FITUR es “Canillas de Aceituno, “Puerta de entrada al parque natural y techo de la provincia de Malaga”.