Cinco ‘imprescindibles’ si vienes a la Feria de Málaga

77
feria

Del 12 al 19 de agosto se celebra la que está considerada una de las mejores fiestas del sur de Europa, la Feria de Málaga. Música y gastronomía, buen ambiente y espectáculos, varios escenarios para adaptarse a todos los gustos y necesidades de malagueños y visitantes y todo ello durante ocho días, ocho jornadas de sol a sol en los que la ciudad demuestra por qué se la considera hospitalaria, abriendo los brazos a todo aquel que quiera conocerla.

Si estás pensando visitar la semana grande de la capital costasoleña este verano, toma nota de estas cinco experiencias imprescindibles que deberías vivir en la Feria de Málaga. ¡Quien prueba siempre quiere repeti!

 

  1. Arranque de las fiestas con pregón inaugural, fuegos artificiales y música

En pleno Paseo del Parque, en el Ayuntamiento malagueño, tiene lugar el pistoletazo de salida de estas celebraciones. El inicio del programa de festejos lo marcará la cantautora malagueña María del Mar Rodríguez Carnero, más conocida como ‘Lamari’, con un pregón que emocionará a propios y extraños. Le seguirán los fuegos artificiales y continuará con un concierto de Chambao.

 

  1. Romería a la Basílica Santuario de Santa María de la Victoria

En el Paseo del Parque la tradicional romería con coches de caballos y peregrinos, luciendo los típicos trajes de faralaes y vestidos de corto. Se recorren algunas de las principales calles del centro de la urbe hasta llegar al santuario de la patrona de Málaga. Será el sábado 12 de agosto a partir de las 11.30 de la mañana.

 

  1. La Feria de Día en el centro

Imprescindible disfrutar de una jornada diurna por las calles del corazón histórico de Málaga. Por emplazamientos tan emblemáticos como calle Larios y la plaza de la Constitución nos encontramos con pandas de verdiales que amenizan las primeras horas de la feria del centro con bailes y danzas tradicionales. Después se puede pasar por las casetas que hay en la zona para degustar un vino dulce de la tierra y tomarlo muy fresquito, otro símbolo más de estas fiestas. Se puede continuar la ruta por los otros escenarios que hay repartidos por el centro.

  1. Rumbo al Real Cortijo de Torres

De día y de noche, de manera ininterrumpida, en el Cortijo de Torres podemos encontrar de todo: casetas tradicionales en las que bailar hasta la madrugada, un mercadillo para llevarte algún recuerdo a casa, un intenso programa de conciertos y actuaciones para todos los públicos y un espacio muy amplio con atracciones donde disfrutan tanto niños como adultos.

 

  1. Gastronomía andaluza y vinos de Málaga

No os podéis ir de la feria sin degustar el típico pescaíto frito o una rica ensalada malagueña, una tabla de ibéricos, de queso, lomo y jamón o el refrescante ajoblanco. Y por supuesto, nada como acompañar todo ello de algunos de los excelentes vinos de la provincia.