Cómpeta, la cornisa de la Costa del Sol

596

Su ubicación en esta zona montañosa de la comarca más oriental de Málaga, a 638 metros sobre el nivel del mar, la convierten en un inigualable balcón de la Axarquía. De hecho, el lema turístico acuñado hace ya algunas décadas en la localidad es el de ‘cornisa’ de la Costa del Sol. Desde algunas calles y rincones se pueden apreciar no sólo las escarpadas laderas de la sierra o las parcelas donde se cultivan las viñas. También se puede ver con nitidez el azul del mar Mediterráneo, que baña a los pueblos de Algarrobo y Torrox.

Es muy recomendable hacer un recorrido por el casco urbano, que, desde lejos, se aprecia como una compacta amalgama de casas blancas en la que sobresale la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

Las calles estrechas, empinadas y bien adornadas de coloridas macetas forman parte de un laberinto encalado en el que merece la pena perderse. Las vías más angostas, donde no es posible circular con vehículos, se combinan con espacios abiertos tan emblemáticos como las plazas de la Vendimia o de Almijara, donde el visitante ocasional comprobará que hoy Cómpeta es una auténtica ‘torre de Babel’. Residentes extranjeros, la mayoría europeos, y competeños de varias generaciones comparten hoy éstos y otros espacios emblemáticos de este pueblo.

Principal monumento

En la antes mencionada plaza de Almijara, se encuentra el principal monumento de la villa, la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Fue construida a principios del siglo XVI, aunque restaurada posteriormente. Así, el exterior tuvo que ser reformado tras el terremoto de 1884. Entre sus elementos arquitectónicos, destacan la torre neomudéjar de ladrillo, rematada en cúpula de azulejos sobre el cuerpo de campanas.

Otros edificios religiosos que se pueden ver en Cómpeta son las ermitas de San Sebastián y de San Antón, levantadas originalmente en el siglo XVIII. La ubicación de la primera se asocia al antiguo centro. Entre ambas capillas hay una distancia de cien varas, medida que se utilizaba antaño y que equivale a menos de un metro.

En un paseo por sus calles se pueden hacer también interesantes visitas a sus colecciones etnográficas (Molino Hadriano y Museo de Artes Populares).

Hay que tener en cuenta que Cómpeta tiene una historia que se remonta a los romanos. Fuero ellos los que le dieron nombre a este lugar único de la Axarquía. Su nombre significa “cruce de caminos” y “lugar de encuentro”; no en vano, hoy habitan sus tierras gentes de 38 nacionalidades distintas, signo de que el que llega, se queda. Se sumerge en ella.

Buena parte del encanto de Cómpeta reside en su entorno. Éste se puede recorrer a través de emocionantes rutas de senderismo, como la que lleva desde la zona alta del casco urbano hasta la cima del Lucero -también llamada ‘Raspón de los Moriscos’-. 

Otra buena opción para disfrutar de la naturaleza es acercarse hasta la aldea de El Acebuchal, recuperada en los últimos años para el turismo rural. Allí, además de un restaurante y varias casas que sirven como alojamiento para los que quieran desconectar, está el punto de partida de algunos itinerarios de interés que discurren por el conocido como parque natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

También se pueden dar paseos muy agradables en plena naturaleza por el entorno del enclave conocido como la Fábrica de la Luz de Cómpeta -no se debe confundir con la que hay en Canillas de Albaida-.

Además, hoy Cómpeta ofrece una variada oferta cultural y deportiva, ya que cuenta con múltiples instalaciones deportivas y una red de antiguos senderos que cruzan toda la sierra y que te llevarán al paraíso que esconde la Sierra Almijara en cualquiera de sus ubicaciones.

ŀCÓMO LLEGAR. Para llegar hasta Cómpeta la principal opción pasa por usar la autovía del Mediterráneo hasta la salida de Algarrobo. Desde allí se toma una carretera sinuosa que pasa antes por Sayalonga y después junto a Árchez. También existen alternativas desde Torrox Pueblo.

ŀDÓNDE COMER: Entre los platos más típicos: potaje de hinojos, calabaza frita, arroz caldoso con bacalao, carnes al vino de Cómpeta y las migas con ensalada arriera. Todo ello combinado con un vasito de vino del terreno.  Dentro del casco urbano, hay varias opciones para disfrutar tanto de las tapas como de distintos platos de la comarca de la Axarquía.

ŀDÓNDE HOSPEDARSE: Dentro del casco urbano existen muchas opciones para alojarse. Entre ellas, están la Posada del Cani, el hotel Balcón de la Axarquía -también cuenta con bungalós-, La Vista, Almijara Residence o la Casa de Kon. En el entorno, destacan especialmente las casas rurales de la aldea del Acebuchal y casi una decena de alojamientos gestionados por la empresa Salamandra Rural.