Consejos para elegir la mejor fruta

64

Comer frutas y verduras cada día es una cuestión fundamental que aporta muchos beneficios a la salud, sin embargo, surgen las dudas cuando estamos en el mercado y tenemos que escogerlas. ¿Estaré eligiendo bien? ¿Se madurará pronto? ¿Estará podrida por dentro? Cuántas veces nos ha pasado morder una fruta apetitosa y descubrir que el interior no era lo que esperábamos, ¿verdad?

En Agro queremos darte algunas recomendaciones para que la elección de la fruta
sea todo un acierto. Son trucos y consejos muy sencillos que harán que te lleves a casa las mejores frutas y verduras. El olor, la textura y el aspecto son algunos aspectos fundamentales a tener en cuenta.

1.Mira la fruta antes de escogerla. Elegir la fruta de forma adecuada requiere de usar prácticamente todos los sentidos, comprueba que el color es vivo y la piel es tersa. Aunque alguna marca es normal, pero desecha las piezas que tengan manchas o
magulladuras, ya que no habrán sido tratadas de forma adecuada. El exceso de perfección tampoco es positivo, no suele ser una fruta natural y resultará insípida.

2. Toca la fruta. No debe estar ni muy dura ni muy blanda. Pálpala de forma suave. Hay fruteros queno te dejarán tocar la fruta, pero cada vez está más extendido el poder hacerlo con guantes. Las frutas firmes deben estar duras y las suaves deben estar blandas. Elige las piezas un poco verdes si vas a consumirlas unos días después de la compra. En el caso de los aguacates, por ejemplo, las piezas deben estar un poco blandas al tacto y tener un color oscuro y brillante para que esté en su punto óptimo de maduración. Hay frutas y verduras que, aunque compres frescas, caducan rápido. Por ejemplo, aquí entra el plátano y el mango. Si no los vas a usar pronto, digamos en los próximos dos o tres días, elígelos un poco más verdes y así nos durarán más tiempo antes de consumirlos.

3. Usa tu olfato. Huele la fruta, disfrútala desde la tienda. Algunas frutas desprenden un olor rancio cuando empiezan a podrirse, es fácil detectar por el olor cuándo están pasadas. Fíjate en el olor de las frutas, en especial en el de la piña y el melón. Cuando están listas, tienen un suave aroma dulce, pero cuando ya están pasadas, tienen un olor más intenso e incluso un poco agrio. Cuando aún no están listas, ni siquiera huelen.

4. Fíjate en el tallo. La fruta madura con tallo verde es perfecta. La sequedad del tallo indica cuándo fue cortada la fruta del árbol. Los tallos resecos indican que la recolección se hizo hace tiempo. Como sabrás, hay verduras o frutas climatéricas
(aguacate, durazno, higo, kiwi) y no climatéricas (aceitunas, fresa, cereza, arándano). La diferencia entre estas dos es que las primeras pueden comprarse sin estar aún maduras, mientras que las segundas deben adquirirse cuando ya han madurado.

5. Las mejores frutas se encuentran en cajas abiertas. Las cajas apretadas no son buen espacio para la fruta. Recuerda el dicho: “una manzana podrida pudre a las demás”.

6. Siempre presta mucha atención al origen del producto. Los de cercanía o kilómetro cero suelen estar más frescos que los de lejanía, que provienen de países extranjeros y recorren un camino más largo, a menudo guardados en cámaras frigoríficas. También estos últimos suelen recolectarse antes de llegar a su maduración completa

7. Si es posible, elige las verduras frescas a productos de cuarta gama que ya están envasados y listos para comer. Estos, generalmente son envasados en una atmósfera modificada y no aportan las mismas vitaminas.