Costa del Sol 365 Wine Experiences cubre todas sus plazas

37

La convocatoria para participar en el programa de apoyo al enoturismo Costa del Sol 365 Wine Experiences, promovido y financiado por Turismo Costa del Sol, de la Diputación de Málaga, ha cubierto en sólo 48 horas la totalidad de sus plazas.

El director general de Turismo Costa del Sol, Arturo Bernal, ha valorado muy positivamente esta circunstancia y ha indicado que el objetivo de este programa, que se iniciará en octubre, es «mejorar la capacitación y apoyar técnicamente la planificación y gestión del turismo en las bodegas participantes».

Una iniciativa que ha surgido a raíz de la creación de la Ruta del Vino de Ronda y Málaga, proyecto creado e impulsado por el sector del vino que cuenta con el compromiso institucional y el apoyo de la Diputación provincial de Málaga, y donde Turismo Costa del Sol aporta su experiencia en el desarrollo de programas de asesoramiento y consolidación empresarial, tales como Costa del Sol Tourism Hub o 365 Experiences.

Asimismo, este programa cuenta con la colaboración tanto de la propia Asociación Ruta del Vino de Ronda y Málaga, como del Consejo Regulador de Denominaciones de Origen Málaga, Sierras de Málaga y Pasas de Málaga.

Costa del Sol 365 Wine Experiences pondrá a disposición de las bodegas participantes tanto talleres prácticos como sesiones de consultoría avanzada, y cuenta con sedes en Málaga y Ronda. En los diferentes talleres se abordarán materias como la gestión del enoturismo en la bodega, visitas turísticas a bodegas y gestión de la tienda, y marketing del enoturismo.

Por otro lado, en las sesiones de consultoría individualizada se trabajará de manera personalizada con cada bodega en el desarrollo de elementos concretos vitales para el desarrollo del enoturismo en su bodega.

Este programa nace de forma simultánea a la creación de la Ruta del Vino de Ronda y Málaga, un proyecto que pone en valor la oferta en enoturismo del destino con el objetivo de «convertir dicho itinerario en un excelente reclamo para atraer un turismo con unas motivaciones orientadas a vivir experiencias turísticas de calidad», según ha explicado Arturo Bernal.

El segmento gastronómico de la provincia se ha convertido en uno de pilares básicos de la promoción turística gracias, entre otras cuestiones, a una de las iniciativas estrellas de la Diputación Provincial de Málaga, como es Sabor a Málaga.

El director general de Turismo Costa del Sol ha destacado importantes datos que ponen de manifiesto la envergadura y el potencial de este sector, así como la gran oportunidad de crecimiento que este producto turístico tiene en la provincia de Málaga.

Y es que el gasto medio diario del enoturista ha aumentado considerablemente en los últimos años. En 2018 se alcanzó la cifra de 161,9 euros por persona y día, frente a los 156,63 euros/día de 2017 y los 144,34 euros/día de 2016.

La cifra también es superior al gasto del turista general extranjero, cuyo gasto medio diario es de 137 euros según último dato publicado por Egatur correspondiente al año 2017.

Este dato amplifica su importancia comparándolo con los 45,34 euros/día de media que gasta el turista nacional en sus viajes en España, último dato disponible de Familitur correspondiente al año 2017 y que analiza los viajes de los españoles dentro de nuestras fronteras.

El gasto medio pone de relieve además la alta exigencia del enoturista, cuyo nivel de satisfacción es muy elevado y continúa aumentando hasta alcanzar 8,47 puntos sobre 10 según los datos que proporciona la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).

Además, destacan como aspectos más satisfactorios las visitas a las bodegas, la hospitalidad en la atención al cliente y la estancia en los alojamientos. Los caldos de la provincia se caracterizan por su excelente calidad y por su variedad, fruto del esfuerzo y el trabajo de los productores y son uno de los elementos con más valor dentro del patrimonio gastronómico del destino.

Son ya unos setenta los municipios que integran las zonas de producción, desde los Montes de Málaga a la comarca Norte, pasando por la Serranía de Ronda, la Axarquía y Manilva.

En estas dos últimas destaca en la industria pasera, con una producción anual de 140.000 kilos y con gran prestigio en el mercado nacional e internacional, como demuestra el reconocimiento por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de la uva pasa en la Axarquía como Sistema Ingenioso del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam).