Un Día de Andalucía con sello histórico y gastro

107
casares

Partimos de ANTEQUERA, para conocer mejor una localidad que hizo historia en lo que a andalucismo se refiere. Un frío diciembre de hace 39 años fue escenario de la firma del ‘Pacto de Antequera’, acuerdo firmado por representantes de once partidos que fue clave para impulsar la autonomía de la región. En el mismo se acordó alcanzarla “en el plazo más breve posible” y tuvo como escenario el ayuntamiento antequerano. El Palacio Consistorial fue primero convento de Terceros Franciscanos y se conserva muy bien. Destaca su fachada de estilo neobarroco y el patio claustral.

Hay otros muchos rincones que delatan el rico pasado de la ciudad: el Palacio de Nájera, del siglo XVIII y que ahora acoge el museo; también el Palacio de la Marquesa de las Escalonias, la Casa del Barón de Sabasona (ahora centro de estudios), la del Conde Colchado, el Hospital de San Juan de Dios, la plaza de toros… Y, por supuesto, los dólmenes de Antequera, primer ‘Patrimonio Mundial de la Humanidad’ por la Unesco de Málaga. Imperdonable no aprovechar la visita para degustar lo mejor de la cocina tradicional un restaurante muy especial, Arte de Cozina, con Charo Carmona a los fogones. Está en pleno centro, en calle Calzada.

El siguiente destino parte en la calle Carreras, número 51, de CASARES, precioso pueblo blanco de la provincia. En esta casa nació Blas Infante, notario y político español considerado ‘Padre de la Patria Andaluza’. El que fuera su hogar en sus primeros años de vida dispone de sala de exposiciones, archivo y salón de conferencia.

La riqueza histórico-artística de este pueblo limítrofe con Cádiz va más allá del casco urbano –Fuente de Carlos III, Iglesia de la Encarnación de San Sebastián, el museo a Blas Infante-. En sus inmediaciones merece la pena conocer tanto los baños romanos de la Hedionda, donde se dice que el diablo exhaló su último aliento tras ser expulsado por Santiago, como el cementerio, la ciudad romana de Lacipio o la ermita de la Vera Cruz. ¿Una recomendación para calmar –y homenajear– el estómago? Arroyo Hondo, cocina mediterránea en un ambiente acogedor.

La última propuesta nos lleva a la Sierra de las Nieves, hasta EL BURGO. ¿Qué atrae hasta aquí a tantas personas el 28 de febrero? Cinco palabras mágicas y aquello se llena de gente: Sopa de los Siete Ramales. Se celebra una fiesta en honor a tan suculento plato, elaborado con tomate, pimiento, cebolla, ajo, pan, hierbabuena y espárragos. Hay mercadillo, actividades y música en directo.

Esta escapada puede satisfacernos no solo por el estómago, pues estamos en un pueblo con un rico patrimonio cultural. Desde los restos del Castillo de Miraflores a la iglesia de la Encarnación, construida en el siglo XVI sobre una mezquita árabe. Está el convento carmelita de la Virgen de las Nieves y la ermita de San Sebastián, junto al cementerio. Y para irnos a casa con una bonita foto de recuerdo, subamos al Monumento-Mirador al Guarda Forestal, a 900 metros sobre el nivel del mar. Las vistas son realmente espectaculares.