El perrito caliente marca tendencia

163

Es un plato tan típico en las películas y series estadounidenses, así como en numerosos puestos de venta y bares que es fácilmente reconocible por todos debido a su inconfundible presentación: se trata del ‘hot dog’ o, como solemos llamarlo aquí en España, el perrito caliente. Sin duda, este bocadillo de forma alargada, consistente en un salchicha acompañada de salsas como la de tomate ketchup o mostaza, y que también puede incluir lechuga o cebolla caramelizada, se ha ido abriendo un importante hueco en distintos países durante las últimas décadas y adquiriendo una notoria popularidad. Y es que precisamente el ‘hot dog’ celebra el 24 de abril su día, y que mejor que hablar de él, conocer un poco de su historia y de sus preparaciones más novedosas que son tendencia.

Se encuentra muy instaurado en la cultura norteamericana, pese a que este plato vino directamente de Alemania y que se popularizó en tierras estadounidenses durante el siglo XIX, traído por los inmigrantes centroeuropeos que lo preparaban en puestos callejeros. Su nombre viene por su peculiar forma, similar a los perros salchicha, y a pesar de su presentación clásica, actualmente presenta muchas variantes que están haciendo las delicias dentro del mundo ‘foodie’.

Y es que el perrito caliente también se adapta a nuestros productos gastronómicos y un ejemplo de ello es su preparación también con jamón serrano, lo que viene a ser un ‘hot dog’ ibérico, recubriendo la salchicha con las tiras de jamón serrano y pudiéndole añadir otras salsas autóctonas de nuestro país, como puede ser la brava, para darle un nuevo sabor más picante. Otra de las variantes puede ser acompañado de chorizo frito y con queso fundido, toda una delicia para la vista y el paladar.

También con algunos productos de nuestra gastronomía podemos darle un gusto especial a nuestro perrito caliente a modo de ‘toppings’, como puede ser incluyéndole tiras de mango o de aguacate. Los frutos subtropicales que se cultivan en nuestra zona pueden acompañar a esta salchicha, añadiéndole además lechuga y cualquier salsa como mostaza, para darle un sabor mucho más exótico. Además, se le puede incluir cilantro, jalapeños y cebolla para darle un gusto similar al de un taco mexicano.

Pero no solamente para los gustos más carnívoros, sino también para aquellas personas que practican el veganismo o que son vegetarianas este plato se adapta a sus gustos, cocinado con legumbres. Perritos calientes con salchichas elaboradas a base de tofu, garbanzos, arroz son algunas de las alternativas que ya se están ofreciendo en distintos establecimientos o que se pueden adquirir en determinadas superficies comerciales para poder prepararlo en nuestras cocinas.

Una de las tendencias ‘hipster’ que aporta una novedosa presentación nos llega desde Hawaii, se trata del ‘waffle dog’,  en la que sustituimos el pan de bocadillo por una masa de gofre, admitiendo también su preparación como un dulce, con chocolate o nata. Además tenemos el ‘corn dog’, que se presenta como un perrito empanado con una masa de maíz, el cual después se fríe en aceite y se sirve clavado en un palo, lo que permite también mojarlo en distintas salsas como barbacoa o queso fundido.