Entrevista con Manuel Jiménez, del Mesón Los Lobos

828
El secreto de una buena carne es criar al animal al aire libre

Hace más de 30 años que Mesón Los Lobos se encuentra en el municipio de Algarrobo deleitándonos el paladar con suculentas carnes a la brasa. Hoy entrevistamos a Manuel Jiménez Cotilla, quién lleva al frente de Los Lobos desde que su padre le dio el relevo, hace ya once años.

¿Qué tipo de cocina podemos encontrar en Los Lobos?

Estamos especializados en carne a la brasa. Ofrecemos carne a la barbacoa desde hace 30 años.

Como expertos en carnes que sois, ¿cuál es el secreto para hacer una buena chuleta en casa?

La verdad, una buena leña, un buen fuego y una buena materia prima. No es lo mismo la carne ecológica, de animales criados al aire libre, que comen comida de verdad, que los animales criados en granjas con luz artificial y obligados a crecer en poco tiempo y en un espacio muy reducido.

¿Cuál es vuestra trayectoria en la cocina?

Llevamos 30 años al frente del Mesón Los Lobos. Mis padres emigraron a Suiza trabajando en restaurantes muy buenos. Ellos montaron el asador porque era lo que aprendieron cuando emigraron. Yo me he criado en el asador y desde que se ha retirado mi padre, me he quedado al frente de Los Lobos.

¿Cuál es el plato más emblemático, el que más piden vuestros clientes?

El chateaubriand, se trata de la cabeza del solomillo de ternera y lo servimos trinchado en la bandeja de barro y acompañado de verduritas. Es un plato para dos personas, ideal para compartir.

¿Tenéis alguna acción especial preparada para Navidad?

Nosotros no hacemos menú. Si vienen grupos grandes a partir de 50 personas, podemos hacer un menú a medida, pero siempre ofrecemos platos de la carta.