Entrevista a César Pérez, director Hotel Vincci Selección Posada del Patio

169

“En Vincci Posada del Patio ponemos nuestro granito de arena

para difundir los productos de Málaga y su rica gastronomía”

 

César Pérez es el director del Hotel Vincci Selección Posada del Patio, uno de los hoteles más emblemáticos de Málaga capital. El primer cinco estrellas de la ciudad desarrolla, desde su nacimiento, una loable labor en favor de los productos agroalimentarios de Málaga y la conservación de su rica cocina local. Hace seis años, Vincci promovía el ‘Círculo de Amigos de la Gastronomía Malagueña’, una iniciativa culinaria que se ha consolidado plenamente y ha permitido descubrir auténticos tesoros de la cocina malagueña.

A nivel turístico, ¿cómo ve la nueva temporada de verano que está a punto de empezar?

La temporada la veo bien. De todos modos, parece menos optimista de lo que estimamos en un principio. Sin embargo, hay que recordar que venimos de cifras récords. Mejorar cada temporada respecto a años que han sido buenos, está siendo más difícil. De cualquier manera, lo que si es cierto que será una muy buena temporada turística. No con crecimientos tan altos como años precios pero muy óptima.

¿Qué tipo de mercado y cliente se mueve Vincci Posada del Patio?

El 80 por ciento de la clientela de Vincci Posada del Patio es internacional. Y dentro de ella, las principales nacionalidades suelen ser inglesa, alemana. Lee siguen Países Bajos y Francia. Más o menos. Tenemos también una parte árabe y asiática. Se trata de un cliente de estancia corta que pernocta tres o cuatro días y que viene, sobre todo, en viajes de escapada o city break. Buscan la gastronomía, la cultura, el tema de los museos, etc.

Por ser un hotel céntrico y de cinco estrellas, ¿hay alguna particularidad en cuanto al tipo de viajero?

Una de los rasgos de Vincci Hoteles es la ubicación, que es muy importante. Casi todos nuestros establecimientos son céntricos. Valencia, Madrid o Barcelona, por ejemplo, presentan fantásticas ubicaciones cerca del casco histórico. Es el perfil de la cadena. El que sea de cinco estrellas implica un cliente cuya media de edad un poco más alta pero, en líneas generales, tampoco hay tanta diferencia respecto al usuario de un cuatro estrellas superior.

¿Alguna novedad para este verano a nivel del establecimiento y de vuestros servicios hoteleros?

Pues mire. Queremos concluir la transformación del bar del hotel antes del verano. Se va a tematizar y transformar en una cervecería. Y es, un poco, la principal novedad de la nueva temporada. Contará con cervezas nacionales y también artesanales y un aspecto más casual e informal. En definitiva, un espíritu diferente respecto al bar de un hotel genérico.

A nivel gastronómico, ¿qué ofertáis en vuestro restaurante Le Dinner y con qué actividades contáis?

Apostamos en Le Dinner, nuestro restaurante, por los productos de Málaga. Y eso se traduce en dos aspectos. Por un lado, nuestra asociación al distintivo ‘Sabor a Málaga’ pues fuimos el primer hotel en tener todos los servicios de restauración certificados a dicho sello de calidad. Esto incluye, desde los productos que tenemos en el mini bar o en el restaurante, pasando por los eventos, las comidas de empresa, etc. En segundo lugar, desde un principio orientamos el diseño del restaurante gastronómico Le Dinner, hacia esa idea que reivindica la defensa de los productos locales. En este sentido, contamos con el apoyo del Consejo Regulador de las dd.oo. Málaga y Sierras de Málaga. Pese a que, lógicamente, tenemos vinos de otras denominaciones, el peso de los vinos de Málaga es indudable. Junto a eso, se desarrollan actividades de cata, presentaciones de vinos, etc. De hecho, recientemente acogimos el almuerzo que el consejo regulador brindó a los asistentes al XVI edición del ‘Simposio anual de la Asociación de Museos del Vino de España’. Durante el encuentro, se ofreció un menú compuesto por platos y vinos característicos de la tradición malagueña pero con un toque creativo. Estuvo muy bien.

También desarrolláis una iniciativa denominada ‘Círculo de Amigos de la Gastronomía Malagueña’, ¿en qué consiste?

Pues casi empezó con el hotel. De hecho, llevamos seis años celebrando actividades. En nuestro afán por aproximarnos a una cocina kilómetro cero y que, al mismo tiempo, defendiera los productos de Málaga, pusimos en marcha la iniciativa ‘Círculo de Amigos de la Gastronomía Malagueña’. Cada dos meses, celebramos una comida a la que asisten una veintena de personalidades malagueñas de distintos sectores: empresarios, políticos, gente de la vida cultural, etc. Todos mezclados porque de lo que se trata es de disfrutar alrededor de una mesa los productos y recetas malagueñas. El ambiente es muy relajado aunque haya políticos de distintos signos. Nuestra máxima es que está prohibido hablar de política y fútbol. Así no hay problemas. Considero que es, un poco, el esfuerzo y aportación que hace Vincci Posada del Patio en la protección de los productos y en la conservación de nuestra rica gastronomía. Siempre contamos con la ayuda de los productores: ganaderos, bodegueros, empresas de tropicales, el consejo regulador de los vinos de Málaga y Sierras de Málaga y la Asociación de la Cabra Malagueña, por citar algunos. Intentamos tener en la mesa a los elaboradores para que nos cuenten, de primera mano, todas las excelencias y virtudes que tiene su producto o su cocina.