Entrevista con Antonio González, gerente de El Almacén Cervecería-Vinoteca

350

“Probar una cerveza artesana es como degustar un buen vino,

hay que apreciar los sabores y disfrutar de ella”

En el mercado de San Francisco de Vélez-Málaga, nos encontramos con El Almacén Cervecería-Vinoteca, un espacio de referencia en el barrio histórico de la capital de la Axarquía, que destaca por sus distintas referencias de cervezas artesanales así como una exquisita selección de vinos que marcan la diferencia. Toda una experiencia en la que te puedes iniciar también a través de las catas que organizan, para adentrarse más en la cultura cervecera y vinícola.

El Almacén es uno de los espacios con los que nos podemos encontrar en el reciente mercado de San Francisco…

Sí, desde el 14 de septiembre, que lleva el mercado abierto. Mi enfoque era de contar con una cervecería artesana y también incluir productos como vinoteca, y para ello me he especializado en cervezas y vinos, sobre todo buscando bodegas más jóvenes, que de hecho son el 80% con las que trabajamos, que aportan increibles productos, como pueden ser los vinos ecológicos. Y con las cervezas artesanas ofrecemos el producto de mejor calidad a unos buenos precios.

¿Y cuantas referencias en cerveza contáis?

Tenemos quince referencias más la cerveza de la casa. Este tipo de bebida es más para degustar como aperitivo y de esa forma apreciar sus sabores, aunque también se puede madirar con otros productos. Probar una cerveza artesana es como degustar un buen vino al fin y al cabo, hay que apreciar los sabores y disfrutar de ella, y cada vez hay más cultura en ese sentido.

¿Cuáles son las que más potenciáis?

Principalmente las de aquí de la comarca de la Axarquía, La Axarca, que se hace en Frigiliana y la Rudis, de Vélez-Málaga, para así promocionarlas y fomentar a las empresas locales. Contamos con cervezas belgas así como de Madrid, Segovia, Barcelona, Marbella. De Málaga de hecho tenemos la Monkey Python, con un sabor increible. Además ofrecemos una cerveza de bodega de barril sin pasteurizar y sin gas carbónico, que es muy apreciada.

¿Qué debe tener una buena cerveza?

El paladar es lo que lo marca, y también depende de cada uno. Pero es importante que tenga cuerpo, que los sabores estén marcados por el lúpulo, y luego están los estilos, que son las distintas recetas de elaboración; donde pueden ser más cítricos, con toques más afrutados, con más cuerpo, cervezas negras,… Es cuestión de ir probándolas

¿A la gente le gusta innovar?

Pasa igual que como el vino, se está viendo un sector de mediana edad que quiere probar cosas nuevas y que los sorprendan. En cervezas artesanas existen alrededor de 10.000 referencias en todo el mundo, así que ya puedes ver la oferta que hay

Vuestra otra pata es el vino, ¿qué ofrecéis?

Tenemos sobre 30 referencias de vino, y lo tenemos en modo tienda, al igual que la cerveza, con un 30% de  descuento sobre el valor del producto. Tenemos vinos de Ronda y de Málaga, además de los riberas, riojas, Jumilla, Penedés, Calatayud,… Buscamos los vinos que más pueden gustar y de hecho uno de los riberas que tenemos es el Cillar, que es el que estamos copeando y en la zona no hay nadie que lo haga. Y de las denominaciones Somontano, Rueda, Cádiz, Málaga, Toro,… con un precio asequible para todos y con calidad

Además organizáis catas…

Así es, tanto de vinos como de cervezas, que queremos comenzar ahora a partir del próximo mes. Hay un espacio en el mercado, una sala multiusos, y donde vamos a hacer pequeños grupos de 15 a 20 personas para degustar vinos y cervezas, y acompañándolos con la gastronomía de aquí.

Y vuestra ubicación os ayuda en ese sentido…

Sobre todo de cara al público extranjero, al ser un edificio histórico este mercado y así ven los productos que tenemos y el modelo de negocio. Queremos seguir aumentando el número de clientes a corto plazo y a largo plazo llevar este negocio a otros sitios, acompañándolo de platos de comida. Pero eso sí, pasito a pasito.