Entrevista con Javier Roselló, cofundador de Innotech Food

281

 

“Nuestros productos democratizan la nueva cocina más innovadora”

Innotech Food es una empresa alimentaria joven y dinámica dirigida por Javier Roselló y David Campos. En su laboratorio de ideas, diseñan productos innovadores y de alta calidad enfocados al canal Horeca. Su campo de actividad son los productos del mar. Pero en Innotech Food le han dado una vuelta de tuerca hasta obtener soluciones versátiles que reducen el tiempo y los costes a los hosteleros. Recientemente, su proyecto tenía su refrendo en los ‘Premios a la Versatilidad’ del Salón de Gourmets de Madrid. El jurado los seleccionaba finalistas entre más de 1.300 novedades procedentes de toda España.

 

¿En qué consiste la actividad principalmente de Innotech Food?

Innotech Food es una empresa joven que arranca su actividad el pasado año. Para elaborar nuestros productos utilizamos la mejor materia prima del mar. Una de las claves es la presentación de formatos innovadores mediante un buen diseño y el desarrollo de nuevos productos. Venimos de industrias transformadoras relacionadas con la pesca. En realidad, nuestra misión es conseguir presentaciones lo más novedosas posibles si bien adaptadas, lógicamente, a los nuevos tiempos y las necesidades de los consumidores actuales. En este sentido, nuestro producto más demandado es el ‘Tataki de Atún’ que comercializamos bajo la marca Osumi. El segundo son unos daditos de Atún marinados que están pensados para elaborar tartar, rellenos de makis. Un atún en su punto de sal marinado con la comodidad de que ya está cortado y envasado al vacío, en porciones de 110 gramos. Nuestra idea es comercializar tamaños versátiles simplemente para abrir y usar. El enfoque final ya lo hace el chef en el restaurante de destino.

¿Vuestro principal cliente es el canal Horeca?

Si pero no tanto los restaurantes de vanguardia porque prefieren trabajar ellos mismos los productos como es el caso del atún. Innotech Food bascula entre la cuarta y la quinta gama. En este sentido, va destinado al segmento cervecerías, vinotecas, caterings, gastrobares. En definitiva, engloba todo ese segmento de restauración que tiene, o bien poca cocina, poco espacio, o recursos limitados para elaborar platos que requieran cierta elaboración. Me refiero a la cocina denominada de ensamblaje, moderna. También somos una gran opción para las cadenas de franquicia. Es menos glamuroso aunque el único modo de ofrecer productos y platos originales a cada vez más público. Democratizar, en definitiva, esta cocina actual que es más innovadora.

¿Cómo os hacéis atractivos a la restauración?

En realidad, hacemos producciones más masivas que un restaurante. Pero al igual que ellos, seleccionamos muy bien la materia prima. Dicho esto, somos una evolución de la propia industria alimentaria. Hace décadas, te encontrabas con salazones, conservas, mojama, ahumados. Todo ha cambiado. Incluso los boquerones en vinagre que se elaboraban en cada local ahora se venden ya envasados. La industria tiene que evolucionar. Y nosotros formamos parte de esa industria malagueña vinculada al pescado que ha decidido abrir un nuevo horizonte. Las necesidades van cambiando. El atún de lata está rico, la mojama también, el ahumado, sin embargo, ¿por qué no se puede hacer, por ejemplo, un tataki al vacío en dosis de cien gramos?.

En la última edición del Salón de Gourmets presentasteis vuestro sucedáneo de caviar… ¿qué tal vuestro paso por esta cita tan importante?

Hemos presentado en el Salón de Gourmets de Madrid el primer sucedáneo de caviar de salmón natural bajo la marca Ocuo. Se estrenará en los supermercados en los próximos meses. Se trata de un producto muy innovador que, de momento, no se comercializa en Europa Occidental.

¿Qué balance hacéis de vuestro paso por el Salón de Gourmets de Madrid?

Muy positivo, la verdad. Hace un año y poco no nos veíamos allí. Es un escaparate increíble. Hemos sido finalistas en la sección de ‘Nuevos Productos’, dentro de la categoría denominada ‘Versatilidad’. El jurado valoraba la innovación y el concepto. En esta modalidad, hemos quedado entre los tres primeros superando a un total de 1.300 nuevos productos. Impresionante y una auténtica sorpresa. El jurado ha visto una chispa, algo diferente en Innotech Food.

¿Cuál es vuestro objetivo a medio plazo?

Nuestra estrategia empresarial es posicionarnos en innovación alimentaria. El mejor premio es que a los clientes les guste y repitan pedidos. Hemos reforzado nuestra hipótesis de trabajo tras el espaldarazo de Gourmets. Queremos comercializar cosas que no hace la industria alimentaria. Es el único modo de ser diferentes y competitivos. Contamos, también, con la ventaja de que mucha gente del sector nos conoce por nuestra trayectoria previa en otras empresas.

Aunque lleváis algo más de un año de actividad, ¿hay mucho trabajo previo, ¿no es cierto?

Efectivamente. Hace un año y medio fundamos Innotech Food. Para empezar, queremos agradecer a la familia y los amigos su apoyo, pues han degustado nuestros prototipos sin quejarse (dice mientras esboza una sonrisa). También a nuestros partners comerciales, quienes nos dieron las primeras oportunidades. Nuestro proyecto semilla ha madurado en el centro de coworking que la Escuela de Organización Industrial (EOI) tiene en Rincón de la Victoria. También hemos el programa de Dirección de Empresas Alimentarias que imparte el Instituto Internacional San Telmo.

¿De dónde venís?, ¿cuál es vuestra trayectoria antes de Innotech Food?

Venimos de empresas nacionales líderes en Alimentación de las que estamos muy agradecidos y muy contentos. Nuestra alma mater es Ubago Group cuya sede está en el PTA. Tanto David como yo, hemos pasado casi 20 años en distintos cargos de responsabilidad dentro de la empresa (operaciones, finanzas, control de calidad, etc.). Ahora, hemos cambiado de escenario de forma radical, pasando de una empresa líder y sólida, que suministraba a grandes cadenas, a partir de cero.

Artículo anteriorBenamargosa: Ribera tropical
Artículo siguienteFlores: un valor añadido a la gastronomía
Juan Alberto Gómez
Redactor todoterreno con más de 15 años de experiencia, en el mundo de la gastronomía, el turismo y la economía. Explorador incansable de los sabores, las cocinas del mundo y los nuevos hallazgos culinarios. Siente pasión por todo lo que rodea al mundo del vino y la enología. También de los productos de temporada y kilómetro 0, lo que viene en denominarse ‘slow food’. Hace suyas unas palabras de Cicerón: “el placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación”.