Entrevista con Lola Gálvez, chef y cofundadora de Parque del Río

326

 

“Hacemos celebraciones gastronómicas y, en todo momento,

te sientes en un buen restaurante”

Parque del Río cumplirá 19 primaveras el próximo año. Un verdadero hito en lo que se refiere a eventos y celebraciones ‘gastronómicas’. Constituye un proyecto impulsado por la malagueña Lola Gálvez y el asturiano Ricardo Castro, una pareja de chefs de larga trayectoria. En su etapa previa, trabajaron en algunos de los mejores restaurantes del mundo como El Celler de Can Roca (3 estrellas Michelin), El Bulli de Adriá, Adolfo, El Café de París (1 estrella Michelin) y Le Manoir aux Quat’Saisons (2 estrellas Michelin, Oxford, Inglaterra). Tras un periplo por tierras inglesas, regresaron a España y crearon ‘Parque del Río’, un salón de celebraciones para clientes que buscan marcar la diferencia en sus eventos. Se encuentran en la Urbanización El Tomillar de Torre del Mar (Málaga).

¿De dónde viene la idea de montar una empresa de ‘celebraciones gastronómicas’?

Ricardo y yo estábamos trabajando en Le Manoir aux Quat’Saisons (dos estrellas Michelin) en Inglaterra. Mi padre estaba algo delicado de salud, y aprovechamos que nos ofrecían trabajo en el actual Hotel AC Málaga para volver a España. Sin embargo, todo sufre un giro inesperado a raíz de la boda de mi hermana. No terminaban de encontrar un lugar donde celebrar el banquete. Nada les convencía. En tales circunstancias, mis padres nos sugieren que lo hagamos nosotros. Imagínese, recién llegados de Inglaterra, ¡de cero! Tuvimos que comprar el material, mesas, sillas, mantelería, y lo celebraron en el jardín de la casa familiar. Tuvimos nuestro bautismo de fuego, casi sin pretenderlo. Fue todo un éxito y de ahí surge la idea de transformarlo en una empresa. De eso hace 19 años, que cumpliremos el año que próximo.

En Parque del Río preferís hablar de ‘celebraciones gastronómicas’ más que un lugar para grandes eventos y bodas, ¿por qué ese matiz?

Todo el mundo se refiere a nosotros como un catering. Y siempre insisto en que no tiene nada que ver. Fundamentalmente, porque es un restaurante que hace eventos. Ahí está el matiz. Me gusta diferenciar porque en los caterings, a fin de ahorrar tiempo y ser más eficaces, recurren a cosas ya terminadas o semielaboradas de quinta gama. En nuestro caso, nos dedicamos a celebraciones gastronómicas. Cuando haces tu boda o un gran evento en Parque del Río disfrutas la experiencia de un buen restaurante.

¿Qué tipo de cocina hacen en Parque del Río?

Se podría decir que fusión, aunque no me gusta emplear ese término. Soy de Málaga y me he criado en los guisos y la cocina tradicional. Mi marido, por otra parte, es asturiano con todo lo que significa. El resultado es una mezcla muy interesante norte-sur. Si a eso le suma que hemos trabajado previamente en Reino Unido, a las órdenes de un chef francés, pues la cosa se complica. Tenemos influencias de la gastronomía británica, las técnicas galas y ciertos toques orientales. Como ve, el resultado es una asombrosa mixtura. De este modo, le podemos hacer una salsa bearnesa o una crema de judías blancas con foie. Al final, es una gastronomía difícil de definir porque conjuga toda nuestra trayectoria.

Estáis muy bien valorados por el sector de bodas y celebraciones, ¿no es cierto?

Pues, desde 2014 y hasta hoy, nos han incluido anualmente en los ‘Wedding Awards’ que otorga Bodas.net, unos galardones que conceden a las empresas más recomendadas y mejor valoradas por los novios. También hemos sido recomendados por la web especializada en bodas ‘Zank&you’.

¿Algunos platos que sean un clásico y novedades que nos quieras sugerir?

Pues mire, uno de los más curiosos es el ‘Bacalao con Mojo Picón y Migas’, que mezcla cocina malagueña, asturiana y, un poco de todo, o la ‘Lubina au Beurre Blanc’. Lleva una salsa francesa a partir de mantequilla blanca que va montada como la salsa holandesa en una reducción de vinagre y vino blanco. Está espectacular. Una de los platos que más gusta son las ‘Croquetas de Morcilla con Frutos Secos y Orejones’. De hecho, tenemos hasta seis tipos de croquetas diferentes, elaboradas por nosotros mismos: de mejillones tigre, morcilla, lacón, risotto de queso azul, etc. Entre las novedades, pues una ‘Crema Caliente de Manzana, Nabo y Bacon.

¿Qué novedades puedes contarme referente a este año que finalizamos?

Pues este año hemos cambiado todo. Tenemos mantelería y mobiliario nuevos, estrenamos decoración, imagen corporativa y también logo. Incluso hemos actualizado el dossier de boda. Constituye una renovación completa. Una catarsis total (ríe). En realidad, es el resultado del ‘Plan de Calidad’ que llevamos desarrollando los últimos tres años para certificarnos. Y, bueno, también la culminación de un proceso natural de mejora continua. Asimismo, estamos actualizando platos, aperitivos, cócteles, casi toda la carta.

¿Qué valor añadido tiene Parque del Río?, y ¿qué virtudes les identifican?

En primer lugar, toda la cocina está hecha por nosotros, sin ninguna interferencia de IV o V gama. Y partiendo de cero. Eso en celebraciones y eventos es difícil de encontrar. Por otro lado, la decoración es muy particular y diferente. No es propia de un restaurante de eventos. Nos gusta la atención personalizada.

Otro elemento que nos hace atractivos, es nuestro compromiso hasta el último detalle en la organización. La pareja no ha de preocuparse por nada. Les ofrecemos una persona que se encarga de coordinar el enlace sin tener que recurrir a un profesional externo. Parque del Río lo prevé todo: banquete, ceremonia, música. Incluso si necesitas ayuda con el ramo, la peluquería, el traje, etc. Les asesoramos en todos los sentidos. Si al final combinas lo anterior con una restauración de calidad y una atractiva decoración, logras que la pareja se centre, únicamente, en disfrutar de su día más especial.