Entrevista con Roberto Rodríguez, cofundador de Con Dos Cucharas

2467

“Nuestros postres nos brindan un vínculo especial con el restaurador”

Con Dos Cucharas es un proyecto surgido de la mano de Mari Carmen Jiménez y Roberto Rodríguez Ferrero, dos profesionales afincados en Torre del Mar, que entienden perfectamente las necesidades del restaurador. Están convencidos de que un buen postre es el contrapunto perfecto a una inolvidable velada. “Un broche dulce y no un broche cualquiera”, como expresan. Un plato que provoque entusiasmo y deleite, al mismo tiempo. Para tal fin han desplegado su talento, y también para ayudar a esos profesionales que satisfacen a sus clientes y no quieren “morir en el intento”.

¿En qué consiste ‘Con Dos Cucharas’?

Es un proyecto que arrancó recientemente. Nuestro objetivo es suministrar postres caseros a restaurantes y cafeterías. Son postres que se realizan bajo pedido y se entregan en dos días. Por este motivo, están hechos exclusivamente para ellos, en la cantidad que fija el cliente. Bajo esta fórmula, podemos garantizar un sabor inigualable y que sean totalmente caseros. Por mi experiencia en el mundo de la hostelería, muchos restaurantes sacrifican el postre. Hacen una excelente cocina, sin embargo, por cuestiones de tiempo o falta de espacio en sus fogones, no dedican la suficiente atención a este tipo de platos. Los productos de ‘Con Dos Cucharas’ son caseros y están pensados para paladares exigentes. No incluyen ningún tipo de aditivos ni conservantes.

Con Dos Cucharas, calidad y elegancia en postres caseros.

¿Qué postres tenéis en carta?

Pues ahora mismo un Brownie de Chocolate, Tarta de Queso, Flan de Huevo, Flan de Galleta, Flan de Queso, Tocino de Cielo y Sorbete de Fresa.

¿Acabáis de arrancar?, ¿qué tal la respuesta?

Efectivamente. Pues muy contentos de cómo está marchando el proyecto. Estamos incorporando gran número de restaurantes. A diferencia de otras empresas, que comenzaron haciendo postres caseros y luego alcanzaron grandes volúmenes de producción, queremos mantener la esencia. Al final, la gran industria acaba desvirtualizando el postre casero. Nos guste o no, tenemos una fecha de caducidad que son cinco días. Es el precio por la calidad. Lo que nos obliga a trabajar bajo pedido.

Podrás disfrutar de una variedad deliciosa de postres.

¿Entiendo que facilitan la labor del restaurador?

Cuando comes o cenas en un buen restaurante, la gente le gusta terminar con un buen postre. A veces, también pasa con el café. Se dice que un mal café arruina una comida. Los establecimientos fallan porque les falta ese postre casero. El que sirven procede de un obrador o de una cocina industrial. Sabemos que la elaboración de postres quita tiempo al equipo de cocina y le obliga a contar con una zona especial en los fogones. Nuestro objetivo, en ‘Con Dos Cucharas’, es facilitarles la labor para que se centren en lo que mejor saben hacer.

¿Se promueve mayor cercanía con el profesional?

Nuestra idea es ir de la mano con el restaurador y hostelero. Y estamos creando un vínculo con el restaurante muy bonito que de otro modo no existiría. Logras mucha mayor complicidad. Tienes esa extraña sensación de que formas parte de su plantilla. No en vano, el equipo de Con Dos Cucharas tiene una larga trayectoria en el sector y conocemos bien su problemática.

¿Cuál son vuestros orígenes?

En mi caso, vengo de familia ligada a la hostelería con un negocio que cumple ya 16 años. Hago un poco de comercial, realizo labores de marketing, y ayudo en lo que puedo a Mari Carmen Jiménez, verdadera artífice de los postres. Es el corazón gastronómico de Con Dos Cucharas. También ella posee una dilatada trayectoria en las cocinas elaborando postres para el negocio familiar.

Más info: 675 954 347 – info@condoscucharas.es