Escuela de Pastores: la importancia de la formación en la ganadería

218
gandería
Ser pastor en pleno siglo XXI no es tarea sencilla. Podríamos preguntar a cualquiera de los ganaderos que se dedican día tras día a salir al campo y pastorear a ovejas y/o cabras en la provincia de Málaga cuáles son sus mayores preocupaciones. Junto a aspectos esenciales como las superficies disponibles –y permitidas– para que paste el ganado o a la preocupante sequía que se traduce en escasez de agua y pasto para su alimento, un gran quebradero de cabeza es el encontrar personal con aptitudes y conocimientos para desarrollar este trabajo.
Y es que desde la distancia uno pueda pensar que gestionar una cabaña ganadera es tan sencillo como nos hizo creer a algun@s el ‘abuelito’ cabrero de Heidi… La realidad es muy diferente. Se trata de una actividad que requiere, ante todo, de amor por los animales, “ha de gustarte la ganadería y estar convencido de que es una posibilidad clara de futuro laboral”. Así de claro lo tiene Francisco de Asís Ruiz Morales, coordinador de la bautizada como ‘Escuela de Pastores’, una iniciativa puesta en marcha por la Junta de Andalucía en el año 2010 que tenía –y sigue teniendo– como objetivo dotar de “una alternativa laboral en el ámbito ganadero pastoril a personas interesadas en el mismo, ofreciéndoles una formación especializada, práctica e innovadora que posteriormente puedan aplicar en su propia explotación o como trabajadores por cuenta ajena en alguna cabaña andaluza”.
Este programa arrancó en Huéscar (Granada) y acaba de presentarse su sexta edición, que vuelve a tierras granadinas, en esta ocasión a Loja –con técnicos y pastores y ganaderos de la Raza Ovina Lojeña. Es ya la sexta edición de una acción formativa que está cosechando muchos beneficios para este sector tan necesitado de empoderarse tanto económica como ecológica y medioambiental. ganaderia1
Tiene carácter itinerante y gracias a ello pasó por Málaga en su segunda convocatoria, en estrecha colaboración con una organización referente en lo que a ganado caprino se refiere tanto en Andalucía como en toda España, la Asociación Española de Criadores de la Cabra Malagueña (Cabrama). Juan Manuel Micheo, su presidente, recuerda con gran satisfacción el curso 2011-2012 que se desarrolló en Casabermeja. Por aquel entonces se presentaron 30 candidatos, de los que se escogieron 18. ¿Qué aspectos se valoraron para la elección? Micheo coincide con su ‘compañero’ en la escuela y además, por su desempeño profesional como ganadero, habla con especial conocimiento de causa: “Que les gustaran los animales, el campo… Y además cualidades como el ser personas ordenadas, metódicas y también se tuvo en cuenta que estuvieran relacionados de alguna manera con este trabajo, bien por familiares o por vivir en entornos rurales”.
Esa promoción de ganaderos contó no solo con alumnos de alguna manera vinculados previamente con el pastoreo, sino que también había gente “de ambientes más urbanos, los llamados ‘neorurales’, que sentían cierta atracción por las tareas agrarias. Algunos estaban en desempleo y vieron aquí una oportunidad de encontrar una manera buena de ganarse la vida”, añade el presidente de Cabrama.
La Escuela de Pastores de Andalucía apuesta por dotar de una base teórica a los participantes que se combina con prácticas en explotaciones ganaderas. Son cuatro meses en los que asisten a una primera fase en el aula y a continuación los alumnos conviven con cabañas activas, siempre con un pastor tutor que se ocupa de guiarlo –“estos se forman previamente para que conozcan herramientas didácticas con las que transmitir su conocimiento”, apunta Ruiz Morales.
ganaderia3
La implicación por parte de profesionales, organismos y entidades relacionadas con la ganadería es vital y ha sido uno de los aspectos más positivos que ha surgido de este proyecto. Entre quienes han hecho posible este centro itinerante “están tanto asociaciones sectoriales, como es el caso de la Asociación Nacional de Criadores de Cabra Malagueña, a organizaciones profesionales como COAG-Andalucía, universidades y centros de investigación, técnicos de Oficinas Comarcales Agrarias y Asociaciones de Defensa Sanitaria, empresas, cooperativas y un largo etcétera de entes implicados”, destaca su coordinador.
Otro de los beneficios que ha reportado esta iniciativa es el “poner en valor esta actividad, la del pastoreo, tan importante no solo a nivel económico, sino en cuanto a preservación del Medio Ambiente e importancia para el mantenimiento de nuestros ecosistemas”, dice Micheo. Es una manera de “dar apoyo al mundo de la ganadería extensiva, que lo necesita. Hay además que hacer partícipe a toda la población de la importancia del sector pastoril en sus zonas, en las áreas en las que se desarrolla esta campaña”, especifica Francisco de Asis Ruiz Morales.
ganaderia2
En el caso de la provincia de Málaga, su papel es primordial: se calcula que existen alrededor de 1.500 explotaciones activas que emplean a unas 2.500 personas de manera directa. Teniendo en cuenta lo satisfactoria que fue esa segunda edición en Casabermeja… ¿Para cuándo una segunda? “En Cabrama estaríamos encantados y esperamos pronto volver a formar parte de otro curso de la Escuela de Pastores en los montes malagueños”, sentencia Juan Manuel Micheo.
MÁS INFORMACIÓN: 
Inscripciones hasta el 28 de marzo de 2016.
Correo: escuelapastores.agapa@juntadeandalucia.es (Teléfono: 670 949 510)
  • IFAPA Centro Camino del Purchil. Tel. 958 895 200  //  671 532 171
  • Ayto de Loja: 958 321 156.
  • OCA de Loja. Tel. 958 338 674.
  • Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino (ACROL): 671 930 221.