Firman un decálogo para el uso de las playas de Almuñécar

50

El concejal de Turismo y Playas del Ayuntamiento de Almuñécar – La Herradura, Daniel Barbero, y el presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical Francisco Trujillo, han firmado el primer decálogo oficial para el buen uso, disfrute y protección de las playas de Almuñécar – La Herradura, extensible al resto de las playas de los municipios litoral de la Costa Tropical de Granada.

Se trata de oficializar este decálogo “como muestra de colaboración entre la administración pública y el sector privado de los empresarios de playas, dando con ello un paso adelante en el proyecto común de mejoraras y mantenerlas desde la concienciación ciudadana, el trabajo de los empresarios, los ayuntamientos y el resto de las administraciones implicadas”, afirma Trujillo.

Daniel Barbero ha felicitado a la asociación y a su presidente “por el trabajo constante que vienen realizando desde hace años para que las playas de Almuñécar y La Herradura sean espacios donde disfrutar, divertirse, relajarse y sentirse seguros desde el respeto a los demás y a nuestro entorno”.

Durante la firma se ha presentado el díptico que ha realizado la asociación con el “decálogo oficial”, que se facilitará a los diferentes ayuntamientos interesados para su reparto entre los bañistas, los clientes de chiringuitos – restaurantes y a los visitantes que acudan a las oficinas municipales de información turística.

En la misma línea, Trujillo ha anunciado que en breve se repartirán en los establecimientos asociados de las playas unos conos para las colillas con el logo de los chiringuitos. “Lamentablemente son de material plástico porque no los hemos encontrado a la venta en grandes cantidades cien por cien biodegradables, pero estamos en ello ya que no queremos contribuir en la contaminación de nuestras aguas y las arenas de nuestras playas” puntualizaba Trujillo.

Por ello, los colilleros estarán en los negocios de la asociación y se facilitará a quienes los pidan pero con la pretensión de que sean reutilizables,“por lo que les pediremos que colaboren y no los tiren ni los dejen en la arena, nos los pueden volver a entregar en el chiringuito una vez vacíos para que podamos disponer de ellosa lo largo del verano”.