Frutas hidratantes, la mejor merienda playera

16

Las altas temperaturas exigen que nos hidratemos más. Es importante para prevenir cualquier golpe de calor o, simplemente, un mareo. Si vamos a pasar un día de playa es conveniente ir provistos de agua o, en su caso, contar con un chiringuito cerca al que podamos acudir en caso de necesidad. Otra opción que tenemos es llevarnos una fruta fresca con la que, además de hidratarnos, nos alimentamos y recibimos un aporte destacado de ciertas vitaminas y nutrientes. Es el verano la época en la que la oferta de frutas es mucho más variada, así que no hay excusas porque tenemos alternativas para poder elegir.

LA SANDÍA

Es una de las frutas que más contenido en agua tienen y, por tanto, nos da una sensación más refrescante cuando la consumimos. Sin duda, es la mejor forma de hidratarnos ya que el 90 por ciento de su contenido es agua. ¿A quién no apetece una rica sandía, cortada a dados y bien fresquita, recién sacada de nuestra nevera de la playa? Además, gracias al alto contenido en licopeno, tiene poder antioxidante y es baja en calorías, pese a contener azúcar.

EL MELÓN

Es otro de los más aclamados en verano. Es una de las frutas más consumidas precisamente por su alto contenido en agua, haciéndola ideal para las dietas de adelgaza-miento. la mejor forma de llevar el melón a la playa es, al igual que la sandía, cortado en dados. ¡Seguro que tus acompañantes te lo quitarán de las manos! El melón es diurético y posee acción laxante, además de prevenir el envejecimiento.

LA PIÑA e

Es baja en calorías y también el 85 por ciento de su contenido es agua. Si la llevamos en un tupper bien cortadita será un tentempié muy apetecible cuando vayamos a la playa. Igualmente es diurética y tiene un alto contenido en fibra, además de contar con pocas calorías. La piña fresca es rica en vitaminas, principalmente en vitamina C, y estimula la producción de jugos gástricos.

LAS CEREZAS O LAS PICOTAS

Son otra opción. Si son cerezas de Alfarnate, mejor, pues es un producto local, de kilómetro cero, favorecemos la economía de la provincia y además disfrutaremos de su magnífico sabor y propiedades nutricionales. Igualmente, más de un 80% de su contenido es agua y aporta vitamina A, C y E, además de fósforo, hierro y magnesio. Su alto contenido en fibra le confiere un efecto laxante. Es un alimento hipocalórico e ideal para hidratarnos con las altas temperaturas de la playa. Además, la intensidad de su sabor hará que sea una fruta muy apetecible para llevar a la playa porque además no requiere preparación, ni pelarlas ni cortarlas, a diferencia de las propuestas anteriores. Simplemente tendremos que lavarlas

EL MELOCOTÓN

Es uno de los grandes aliados cuando llega el verano. Es una de las frutas más consumidas y que más beneficios aporta a nuestra salud. Además de ser rica en agua y fibra, ayuda a la formación de colágeno, aporta vitaminas A, C y las del grupo B. Llevarlo a la playa cortado nos refrescará y nos permitirá disfrutar de su rico y agradable sabor.

LAS CIRUELAS

También están compuestas por agua en más de un 80 por ciento, lo cual favorece la hidratación. Tienen mucha fibra y apenas grasa o proteínas. Aportan vitamina A y C, además de potasio, calcio, hierro y magnesio, entre otros minerales. Tiene propiedades antioxidantes, laxantes y alivia la retención de líquidos.

LOS KIWIS

Están durante todo el año, pero son una buena opción para hidratarnos en la playa. Es una fruta muy refrescante. Si los consumimos recibimos un importante aporte de vitaminas A y C, pero, además, combate el envejecimiento y tiene propiedades laxantes, diuréticas y depurativas. Si estamos al sol, en la playa, la luteína que contienen los kiwis ejercerá una función de filtro de protección natural para la piel.