¿Qué guardan los cocineros malagueños en la nevera?

26
nevera

La mirada indiscreta de AGRO se cuela en los hogares de algunos de los más reconocidos chefs de Málaga para saber qué se cuece en sus cocinas. Pasan los días entre fogones y cacerolas, creando deliciosas elaboraciones culinarias. Cuando salen del trabajo y vuelven a casa nos preguntamos… ¿Qué se preparan para cenar? ¿Cómo comienzan el día? ¿Qué podemos encontrarnos en sus despensas?

Un denominador común, un imprescindible que no falta es el aceite de oliva virgen extra. Diego del Río, ahora involucrado de lleno en su propio proyecto gastronómico, nos comenta que es algo que no puede faltarle. “Una tostada de pan con aceite de oliva y zumo de naranja natural”, nos cuenta. Las frutas son muy importantes para él, especialmente en verano, que aprovecha para hacer batidos. “Melón, sandía, piña… Suelo tener yogur y así me preparo una macedonia de lo más saludable”, añade.

Del Río suele hacer tanto la primera como la última comida del día. Termina la jornada con algo fácil de preparar, por lo que suele tener “verduras, lechuga, pescado fresco y pechuga de pollo, para prepararla a la plancha”, explica. Suele optar en general por productos no perecederos para recurrir cuando no tiene alimentos frescos del día.

Mario Rosado, chef ejecutivo de Grupo Premium (Batik, Yuba y Bendito), coincide con Diego en el aceite, por supuesto, pero en su caso la mayoría de cosas que encontramos en el refrigerador son frescos. Mucha verdura, tomate de huevo de toro que no falte en verano, fruta de todo tipo, desde sandía y melón que hay ahora a melocotones y plátanos. “Suelo tener carne y pescado frescos”, nos dice en un receso de su día para ir al supermercado. Rosado los lunes, entre turno y turno, aprovecha para ir a comprar las conservas, los lácteos, zumos, vino –“siempre tengo algún vino blanco de Málaga”– y los petit suise, que no falten para su peque “y para mi”, confiesa –“¡creo que me como más que ella!”, comenta entre risas.

Los miércoles lo llama su momento del homenaje. Se acerca al mercado de Huelin para llenar la despensa de productos del mar y de la huerta malagueña. “Me encargo yo de ir a hacer la compra, soy muy maniático para eso, la verdad”, añade Rosado.

La hija del chef Robert Nieves, cocinero de Coco Bambú, toma los mismos yogures infantiles que la de Mario. “Siempre tenemos petits en la nevera, la verdad”, además de yogur líquido y helado, que “nos gusta mucho a los tres”, reseña Nieves. En su despensa hay espacio guardado para las manzanas, que son sus favoritas, así como para el jamón cocido y el queso gouda, también guacamole, pepino, limones y tortitas mexicanas para prepararse en la cena.

En los desayunos, el café que es un imprescindible en la cocina de Nieves, así como las galletas para acompañar y pan “integral”. Confiesa el hecho de que el refrigerador esté preparado especialmente para su pequeña.

La apuesta por los frescos y la alimentación sana y equilibrada se evidencia en estos tres reconocidos cocineros malagueños que nos han dejado meternos hasta la cocina, y nunca mejor dicho. Frutas, verduras y productos tan imprescindibles como el AOVE para salir de cualquier apuro, para desayunos saludables y cenas llenas de sabor.