Helados veganos, un capricho saludable

26

Con la llegada del bueno tiempo, somos muchos los que disfrutamos tomando un buen helado. Algunos lo hemos hecho ya o no hemos dejado de consumirlos durante todo el año. A nadie le cabe la menor duda de que tomar un helado es un pequeño placer, un capricho que hasta puede llegar a alegrarnos un poquito el día.

El origen de los helados es un tanto incierto. Existen muchos vín-culos que lo relacionan con China, donde se mezclaba el hielo con leche. El navegante Marco Polo fue quién lo importó a Europa. Lo que sí parece estar claro es que el helado artesanal fabricado con materias primas y leche sí tiene su origen en Italia. En Agro apostamos claramente por el consumo de helados artesanos frente a los industriales ya que el proceso de elaboración de helados de forma artesanal reduce la cantidad de grasas que hay en ellos.

De hecho, tan sólo supone el 6% el porcentaje de grasas. En un helado artesanal se concentran todos los beneficios de la leche (calcio, especialmente) y de las frutas (vitaminas y nutrientes). Y si además de artesanal, queremos un helado vegano, hoy día también es posible. Cada vez hay más marcas que trabajan este tipo de productos y es que en la actualidad, el 8% de los españoles mayores de edad sigue una dieta a base de vegetales, según el informe The Green Revolution: entendiendo la revolución veggie, elaborado por la consultora Lantern.

Lo vegano está al alza y, además, tiene el valor añadido que es compatible con los intolerantes a la lactosa, además de carecer, como el resto de helados artesanos, de las temidas grasas hidrogenadas (más conocidas como “trans”), todo un aliciente para un tipo de cliente comprometido y responsable que se preocupa por lo que toma.Un helado vegano podemos elaborarlo de forma totalmente artesanal, sin ingredientes de origen animal, y se obtiene a partir de leche de soja, leche de arroz y fibras vegetales. Es una forma de unirse a la tendencia, cada vez más presente, de optar por una alimentación saludable y productos cien por cien bio.

Además de los sorbetes, polos y granizados a base de fruta, azúcar y agua, cada vez más helados han sustituido la proteína láctea, que da textura y cremosidad, por otros ingredientes naturales de plantas para que sean aptos para los veganos, siempre sin perder el carácter cremoso.Este tipo de productos no contienen conservantes ni aromas artificiales y se fabrican siguiendo un proceso ético caracterizado por la elección de materias primas procedentes preferiblemente de cultivos biológicos de proximidad, por una selección de ingredientes sin gluten y por la utilización de energía renovable.

En los últimos años ha proliferado la apertura de establecimientos de helados artesanos veganos y los servidos en rollos, que son una tendencia totalmente de actualidad. Precisamente, en Granada, existen ya algunas heladerías de este tipo, como Eco De Leite, con helados 100% naturales y que ofrece además batidos, zumos y horchata ecológicos. Otros establecimientos de Granada son Wombat, Gelato Seduzion o Sabbore. Por otra parte, Nordwik ha lanzado al mercado Palettas, polos elaborados artesanalmente a base de fruta fresca de primera calidad cultivada en la Costa Tropical de Granada en su mayor parte.

Dentro de estas existe la gama biox, de verduras y hortalizas y la gama bio, con ingredientes 100% ecológicos. También puedes elegir entre sus helados Nordwik Selección, una selección de los mejores productos y sabores que la tradición artesana puede ofrecer.

Pero tenemos que tener presente que helados veganos encontramos también industriales en cualquier supermercado o en algunos quioscos, para quienes elijan esta opción. Las variedades veganas de frutas son relativamente sencillas de elaborar y no tanto las de chocolate, el sabor que año tras año sigue acaparando las preferencias de los clientes, aunque éstas también se consiguen con éxito para consumo vegano, con la particularidad de que suelen resultar más fríos en boca.

El helado vegano artesanal en Granada hace mucho uso de los cultivos subtropicales, muy típicos en la provincia.Hay sabores que, lógicamente, nunca podrán ser totalmente “verdes”, como los que se basan en la nata o la usan en su com-posición, entre ellos los tipo Oreo, tiramisú o los que contienen mascarpone, pero en otros donde parece difícil, los artesanos sí han hallado soluciones, como en el caso del turrón a la piedra.

La textura, la cremosidad y el sabor son los elementos más destacados de un helado y para que sea vegano, el aguacate permite conseguir esos 3 objetivos, con lo cual es uno de los ingredientes más utilizados en este tipo de productos para veganos