“Hemos incorporado elementos de calidad y platos streed food”

445
Un lugar genuino, así es Treinta&Tres Restobar. Espacio luminoso, con una decoración de toques vintage y actuales que ofrece una propuesta gastronómica donde la cocina tradicional y el producto fresco son los protagonistas. Recetas actualizadas con un toque  personal, haciendo guiños al street food. Entre sus sugerencias, la pata de pulpo o los huevos rotos con presa ibérica. Buena gastronomía sumada a un trato profesional y exquisito… Entrevistamos a Javier González de Canales, gerente de Treinta&Tres RestoBar.
¿Qué concepto ofrece Treinta&Tres?
Básicamente es un RestoBar. Aúna restaurante y bar. En él puedes beber, tapear, comer carne, o pedir platos de buen restaurante. Tiene una decoración industrial y de aire vintage, con objetos y mobiliario antiguo. Incluso puedes ver una moto que tiene más de 70 años.
Una de las muchas propuestas gastronómicas de Treinta&Tres Restobar.
Habéis introducido algunos cambios últimamente, fundamentalmente en la carta, ¿no es cierto?
Pues llevamos unos meses añadiendo sugerencias fuera de la carta, y hemos incorporado lo que más le iba gustando al público. En este sentido, hay platos mexicanos y de estilo oriental; pero también cosas locales como un surtido de quesos malagueños muy apreciado. Otro de los éxitos es el queso Finca Pascualete, cremoso tipo camembert. En general, estamos introduciendo productos de mayor calidad y otros más cercanos al ‘street food’. Es decir, unas propuestas más desenfadadas. Un ejemplo de esto último son los noodles  o el pollo al limón, que nos podríamos encontrar en un chino habitual, pero con un mejor presentación. De la cocina mexicana, tenemos la ‘Cochinita Pi Bil’ que es un cochinillo al horno cocinado un día entero al que añadimos una salsa barbacoa casera.
¿Y en lo tocante a bebidas y vinos, hay cambios?
Absolutamente. Hemos estrenado una carta de cócteles pensados para maridar con los platos. La gama es muy variada e incluye desde un Margarita hasta un Caipirinha Spice con un toque picante, de elaboración propia. En el apartado de vinos, también hay novedades de mayor calidad como la gama exclusiva de Bodegas Lan donde encuentras el ‘Lan A Mano’ o ‘8000 Marqués de Burgos’, una edición limitada.
“No podemos olvidar la Ensaladilla Rusa. Tiene un éxito tremendo y viene gente solo a pedirla”, dice González de Canales.
¿Entre los clásicos que no pueden faltar en Treinta&Tres?
Pues hay muchas cosas deliciosas. La Pata de Pulpo a la Brasa sobre un puré de patatas y pimientos o los Huevos Rotos con Salsa de Teriyaki y Presa Ibérica. ¡Espectacular!. No podemos olvidar la Ensaladilla Rusa. Tiene un éxito tremendo y viene gente solo a pedirla. Se trata de la elaboración clásica pero bien presentada. La clave está en la patata que usamos, pues le damos una cocción perfecta. Claro está, añadimos otro ingrediente que no le puedo decir porque es secreto.
¿Cuánto lleva abierto Treinta&Tres, qué tal la respuesta?, ¿Qué experiencia tienes en el mundo de la restauración?
Pues llevamos abiertos un año y la respuesta es fantástica. Estamos muy contentos. Vengo del Grupo Premium donde fui maître durante un par de años. Estamos situados en la Avenida Arroyo de los Ángeles (cerca del Hospital Civil y junto a calle Sevilla). Hemos ido educando a la clientela hacia dónde queremos llevar el restaurante. Y nuestro objetivo es ir perfeccionando la carta, en ese sentido. De hecho, nos proponemos hacer un cambio de carta cada seis o siete meses.
En Treinta&Tres Restobar te sorprenden en cada plato.
¿Quiénes forman el equipo directivo?
Esther Aranda, mi mujer, que coordina que todo salga bien en la cocina, y Cristian Reina, que me ayuda en sala.
¿Y si nos vamos a los postres?
La especialidad son las tartas. Tenemos la Tarta de Queso Americano, la Red Velvet y la Tarta de Zanahoria, principalmente. Muchos clientes que han estado en Nueva York me comentan que la de Zanahoria es la mejor tarta que se han comido nunca. Para nosotros es un enorme halago. Se consumen unas cuatro tartas a la semana.