Imparten en Huéscar un curso para guías del Geoparque

18

La Escuela Internacional de Turismo Rural, Enturna, ha organizado esta semana el curso ‘Geología del Geoparque de Granada: formación y principales lugares de interés geológico’, dirigido especialmente a guías y empresarios turísticos que prestan sus servicios en este espacio singular del norte de la provincia, que aspira a integrarse en la Red Mundial de Geoparques de la Unesco. El diputado provincial de Turismo, Enrique Medina, explica que “el objetivo perseguido por esta actividad formativa, con un notable nivel técnico en Geología, es aportar conocimientos rigurosos y en profundidad a los profesionales que ya atienden a los visitantes del Geoparque y así mejorar su labor divulgativa y la compresión del paisaje que van a mostrar a sus clientes”.

El curso se está celebrando del 8 al 12 de julio en el Teatro Oscense de Huéscar, que ha sido cedido por el Ayuntamiento de la localidad. Consta de 35 horas lectivas y se han ofertado 50 plazas, que han sido cubiertas en su totalidad, lo que en opinión de Medina, “demuestra el gran interés que está despertando el Geoparque en la zona y su potencial como recurso turístico para generar riqueza y empleo”. Como la gran mayoría de los cursos que organiza Enturna, escuela pública auspiciada por la Diputación de Granada y su Patronato Provincial de Turismo, la matrícula es gratuita.

Las clases están siendo impartidas por catedráticos y profesores de Geología de la Universidad de Granada y la Universidad de Jaén, así como investigadores del Instituto Geológico y Minero de España. Están centradas en el conocimiento de la evolución de la geología y el paisaje de la cuenca de Guadix-Baza, la historia de los asentamientos humanos en el territorio y la importancia de los yacimientos de restos de animales primitivos.

La formación teórica de los alumnos se completa con salidas y visitas prácticas, guiadas por expertos, a los principales lugares de interés geológico de la zona norte del Geoparque de Granada, como el pico Jabalcón, la falla de Baza, el Valle del río Guardal, diversos yacimientos arqueológicos y paleontológicos, y el Centro de Interpretación de los Primeros Pobladores de Europa, en Orce, entre otros.

Enrique Medina señala que el curso celebrado esta semana en Huéscar “está integrado en la estrategia de la Escuela Internacional de Turismo Rural para formar a la población y a los profesionales que viven en el territorio del Geoparque de Granada”. Como miembro del Comité Técnico del Geoparque, Enturna ha asumido esta responsabilidad y está ofertando una serie de actividades que se iniciaron con un curso básico de ‘Informador del Geoparque’, dirigido a recepcionistas y propietarios de alojamientos de la zona, continuaron el verano pasado con un curso similar al de esta semana en la zona de Guadix y seguirán en septiembre con otros dos de ‘Interpretación del Geoparque’, uno en Guadix y otro en Baza. Se han impartido asimismo cursos de fotografía y arqueología.

La Escuela Internacional de Turismo Rural comenzó su actividad en 2012 y continúa su labor de concienciación sobre la importancia del turismo rural como herramienta de desarrollo económico y social y de las salidas laborales y oportunidades empresariales que ofrece para los habitantes, especialmente los más jóvenes, de las zonas rurales. En 2019, su programa está conformado por 40 acciones formativas que suman 524 horas lectivas y 1.855 plazas ofertadas. De ellas, 8 tendrán reconocimiento de créditos por parte de la Universidad de Granada. Están dirigidas principalmente a emprendedores, empresarios y trabajadores públicos.  

El vínculo de Enturna con el Geoparque forma de su compromiso con el desarrollo de un territorio con una extensión de 1.410 kilómetros cuadrados, que incluye más 70 lugares de interés geológico, algunos de ellos de relevancia internacional, dentro de las comarcas de Guadix, Baza, Montes y Huéscar, con una población total de más de 100.000 habitantes.

Del Geoparque de Granada sorprende el paisaje árido y excepcional, en el que destacan enormes extensiones de ‘badlands’ con cañones de hasta 250 metros de desnivel. Asimismo, una rica biodiversidad con 1.500 especies animales y 1.129 especies de flora.  Buena parte del Geoparque es considerado como una Important Bird Area a nivel nacional y europeo, con excelentes condiciones para disfrutar del avistamiento de aves.

Con un patrimonio cultural riquísimo, fruto de las distintas civilizaciones qua han poblado el territorio desde la antigüedad hasta nuestros días, el Geoparque permite un viaje desde el pasado hasta nuestros días a través de los restos de la cultura argárica, megalítica, romana, islámica y renacentista.

Pero, además, el Geoparque posee un excepcional paisaje troglodítico, donde destaca la casa cueva cómo hábitat indisolublemente ligado a la naturaleza geológica del territorio. Los hoteles en cueva se han convertido en uno de los elementos turísticos más atrayentes del área, con más de 1.600 plazas de alojamiento y con espacios tan característicos y diferenciadores como centros de interpretación, restaurantes, bodegas, centros ecuestres y talleres artesanos.

Finalmente, este territorio es uno de los lugares más propicios para observar las estrellas gracias a los miradores que acreditan una calidad excepcional del cielo nocturno.