La Brasería de Pacomari, cocina tradicional con sabores asiáticos y sudamericanos

45
10325657_751575148225357_749998846330254871_n

Desde agosto de 2011, La Brasería de Pacomari viene ofreciendo a sus clientes en el corazón de Nerja, uno de los pueblos turísticos con más encanto del Mediterráneo, una amplia carta de platos donde se fusiona la cocina tradicional con lo mejor de los sabores asiáticos y sudamericanos, utilizando para ello productos de primera calidad y respetando siempre los orígenes malagueños. De la mano del chef Francisco Ortega (propietario) y su jefe de cocina, Francisco Jiménez, este restaurante, que cocina todas sus elaboraciones culinarias en horno de carbón, consigue una gastronomía de grandes sabores y colores, donde destacan platos como los langostinos braseados a la muselina de ajo y miel, los raviolis de mar con wakasabi y espuma de mango, la paletilla de chivo lechal malagueño asado al estilo tradicional, la lengua de buey de kobe confitada a baja temperatura en salsa teriyaki, la corvina con veluté de queso manchego, el coulant de erizo, patata trufada y alma de caviar, así como una amplia variedad de carnes como american black angus, ternera rubia gallega, cochinillo segoviano, búfalo de agua y jabalí; o de pescados, como el mero, el atún rojo de almadraba, el pargo, el rodaballo…

Disfruta de los mejores sabores en este restaurante nerjeño.

Además, La Brasería Pacomari cuenta con una amplia carta de vino con más de 300 referencias que se van cambiando cada cierto tiempo y donde se busca que el cliente disfrute de nuevos sabores vinícolas.En este establecimiento hacen una apuesta decidida por los vinos de la provincia de Málaga.

Esta brasería nerjeña, todo un referente en la restauración de la provincia de Málaga, está regentada por una familia que, con mucho esfuerzo y dedicación, lleva desde el año 1981 vinculada al sector de la hostelería, fecha en la que abrieron un establecimiento de cocina tradicional malagueña, con el mismo nombre y que hoy sigue abierto para el deleite de nerjeños y turistas. Ya sabes que, en el pueblo del Balcón de Europa, tienes una cita ineludible con la gastronomía creativa de calidad. Su lema: Ser diferentes es lo que nos hace ser quienes somos.