La Cueva de Nerja aspira a ser Patrimonio de la Humanidad

58

El gerente de la Cueva de Nerja (Málaga), José María Domínguez, ha asegurado que el reto más importante los próximos años para la cavidad, que este 2019 cumple 60 años de su descubrimiento, es «que consigamos ser Patrimonio de la Humanidad» de la Unesco. Esta será la línea de trabajo «más importante que vamos a empujar».

Así se ha manifestado Domínguez, apuntando que para conseguir esa declaración por parte de la Unesco hace falta continuar e incentivar los trabajos que ya se vienen realizando desde hace años por parte de los investigadores de la cueva.

«Es un reto complicado porque tenemos que saber explicar y que existe algo que no hay en otra parte del mundo y que eso permita, dentro de los criterios dados por la Unesco, la disposición de que seamos Patrimonio de la Humanidad», ha manifestado el gerente, quien ha indicado que para empujar esta línea de trabajo «es importante sacar el festival» de la cavidad.

Al respecto, ha indicado que «el hecho de haber sido valientes en la idea de sacar el festival fuera de la cueva –que tiene que pasar por el plenario para su aprobación– nos va a permitir que podamos llevar esa candidatura hacia adelante y esperemos que la llevemos a buen puerto».

Ha indicado que con las distintas líneas estratégicas que viene realizando el Instituto de Investigación «se pretende demostrar la antigüedad máxima de las obras prehistórica de la gruta, donde ya hay certificadas algunas con más de 25.000 años, pero hay otros estudios en los que se está trabajando para ser capaces de certificar que estamos más allá de 35.000 años».

Además, Domínguez ha apuntado que «existe una serie de elementos biológicos que son únicos en el mundo y solo viven en nuestra gruta», lo que en su opinión es «otro elemento que suma para ser Patrimonio de la Humanidad».

Por su parte, el conservador de la cueva, Luis Efrén Fernández, ha indicado en declaraciones a Europa Press que el equipo científico está «muy satisfecho» por la idea de sacar el festival de la cavidad, algo que por parte del consejo asesor y del Instituto de Investigación se venía demandando y que considera «un primer paso» en el camino hacia dicha declaración.

En este sentido, ha explicado la incidencia del festival en el interior, entre otros aspectos, por el dióxido de carbono generado debido a la concentración de personas, «el agua se vuelve corrosiva al combinarse con el dióxido de carbono», junto con el aumento de la temperatura de la cueva y la introducción de elementos exteriores; al tiempo que se ha referido a otros condicionantes que han incidido en las tareas de conservación y recuperación de la cavidad que se llevan a cabo.

«La de Nerja es la cueva del mundo que tiene más manifestaciones artísticas y simbólicas prehistóricas», ha manifestado el experto, quien ha apuntado que se trata de un yacimiento que cuenta con signos y una centena de animales pintados, como ciervos, cabras, caballos y las figuras pisciformes, «que posiblemente sean focas»; junto con otras manifestaciones que suponen «un código gráfico que puede tener cerca de 20.000 años, una forma de transmisión de ideas que ellos entendían».