“La esencia de Lo Pepe Molina es su variedad en carnes”

376

En Almayate, justo a la entrada de esta localidad que hunde sus raíces en  las tradiciones agrícolas y ganaderas, nos encontramos el restaurante Lo Pepe Molina; uno de los grandes exponentes de la oferta de restauración en la Axarquía, sobre todo conocido por la preparación de sus carnes. Andrés Pretel, cocinero de este emblemático local durante seis años, nos comenta los detalles y secretos que hay entre fogones, una de las claves del éxito de este establecimiento.

¿Cuál es la clave de que Lo Pepe Molina sea un referente en la comarca de la Axarquía dentro de la oferta de restauración?

La esencia de Lo Pepe Molina es su gran variedad en carnes, como asador, como puede ser el secreto ibérico del valle de Los Pedroches, presa iberíca de Guijuelo, angus,… además de cualquier tipo de pescado así como cocina americana de BBQ , hamburguesa de 250 gramos, burritos así como una gran variedad de tapas y postres. Sobre todo su emblema es la pata, lo que más se ha explotado.

¿Algún plato destacado dentro de esa oferta?

Lo que más suele salir es la pierna de cordero o el secreto ibérico, y sobre todo la pata que es lo que más demanda tiene.

¿Cuál es el secreto para darle ese punto a la carne?

El cariño, que salga en su punto de sabor y estar hora tras hora con el personal para que también le ponga ese máximo cariño para que disfruten en la cocina, como si estuvieran en su casa. La clientela de aquí suele preferir la carne en su punto tirando a bien hecho, no suelen tirarse a poco hecho.

¿Se apuesta por la innovación en la cocina o se preserva su carácter tradicional?

Te tienes que adaptar a la zona, aquí la gente es muy campechana, le gusta el sabor de casa y aquí es lo que más nos demandan. También se preparan platos más elaborados, como el sushi, pero sobre todo aquí impera más la comida de toda la vida, como se suele decir. No obstante, cualquier cosa especial se puede preparar con tiempo como el rabo de toro a la española, el codillo o pescado asado.

¿Se notan estos meses turísticos en Lo Pepe Molina?

En verano si es verdad que se nota algo. En estas fechas el turista supone un 30% de los que acuden aquí, aunque abunda más la clientela de la zona, nuestra gente fija del pueblo como de alrededores.

¿Por qué cree que la gente repite en este local?

Uno de los principales motivos es porque nuestro platos cuentan con bastante cantidad y son de una gran calidad, así como unos precios muy asequibles. La relación calidad/precio es muy buena

Nos ha comentado antes esa variedad en postres…

Todos los postres son caseros, a excepción de los profiteroles, como pueden ser los brownies, el tiramisú, tarta de queso, flan, pudin,.. y también vamos jugando con las sugerencias con recetas más elaboradas como puede ser brownie o flan de chocolate blanco.

¿Y dentro de esa variedad de tapas cuáles son las más demandadas?

En estos últimos cuatro años el tapeo lo llevamos bastante bien, ya que ofrecemos cerca de cincuenta clases de tapas. Entre algunas de las que más salen tenemos la tapa de la pata, el queso brie frito, berenjenas, carne al ajillo, callos, churrasco de ternera, carne al ajillo, costillar de BBQ… esa demanda de tapas también depende de la fecha.

¿Qué persigue Lo Pepe Molina?

Miguel Ángel, dueño de este establecimiento, busca que el cliente salga satisfecho y contento con la casa, para que vuelva a repetir. Por eso apuesta mucho por el producto de primera calidad así como en maquinaria, invierte en su negocio ya que su vida está aquí y su dedicación por este establecimiento se nota.