La Feria de Suportújar prepara la ‘Noche de las brujas’

3

La Feria del Embrujo de Soportújar, organizada por el Ayuntamiento del municipio con la colaboración de la Diputación de Granada, ya está llenando las calles del municipio de turistas interesados en conocer la magia que hay detrás de esa pequeña población de la Alpujarra Granadina. Pero esta noche tendrá lugar el evento más importante de la Feria, que reunirá aún más curiosos de los enigmas y del esoterismo que se encuentran en estas fechas por la Alpujarra.

Se trata de la conocida “Noche de las Brujas” en la que, según palabras del alcalde del municipio, Manuel Romero, “el pueblo toma un aire aún más `brujeril´, con sus habitantes disfrazándose de brujos y brujas preparando un aquelarre para desear buenos augurios hasta la siguiente feria”. Además de esta reunión de brujos y brujas también se hará una queimada y una serie de actividades propias de la brujería buena, como un gran hechizo con buenos augurios.

La “Noche de las Brujas” y la Feria del Embrujo suponen para el municipio poner en valor su patrimonio cultural, turístico, histórico y paisajístico, ya que “ha sido un gran revulsivo que suma a la ya muy rica oferta cultural y turística de la Alpujarra, pero esta Feria lo hace de una forma diferente y peculiar”, ha comentado el alcalde.

Según ha explicado el alcalde, “históricamente hablando, el motivo principal que vincularía el municipio con la magia  es que, tras la segunda expulsión de moriscos de estas tierras en época de Felipe II, Soportújar fue repoblada por familias galles y celtas que, supuestamente, llegaron con sus meigas y leyendas y mitos relacionados con la brujería”.

Así, “Suportújar ha sabido buscar un motivo de reclamo excepcional y ha logrado promover no sólo el desarrollo de toda la comarca a través de la promoción de las tradiciones, costumbres y desarrollo cultural de los propios municipios, sino que también ayuda a luchar contra la despoblación de ciertas zonas de nuestra provincia”, ha destacado Manuel Romero.

Por ello, la Diputación apoya este proyecto de estudios antropológicos de la zona, recuperación de la tradición material e inmaterial así como la realización de talleres formativos de todas las disciplinas artísticas que hacen del Embrujo un referente en la Alpujarra Granadina, teniendo su epicentro durante estos días estivales dentro de una planificación que el municipio realiza para mantener viva la curiosidad durante todo el año.