La Granja Escuela Las Palmeras, un espacio educativo donde conviven la elaboración artesanal y la alimentación ecológica

388
granja

Debido a los avances industriales y al carácter consumista de la sociedad actual, poco a poco se han ido alejando de nuestra percepción cotidiana tanto las costumbres como el conocimiento de la elaboración artesana de los alimentos más tradicionales de nuestra alimentación.

Experimentar vivencias en contacto con el mundo rural, accediendo a las actividades de producción de algunos elementos básicos de la dieta diaria son algunos de los objetivos que persigue la Granja Escuela Las Palmeras ubicada en el Club Hípico El Pinar.

Un lugar de encuentro, intercambio y formación donde los participantes aprenden a conocer el mundo que les rodea, tanto el rural como su entorno por el contacto directo con el medio ambiente. A través de estas experiencias educativas los niños/as participan de manera activa en los procesos de elaboración y transformación de productos básicos.

Desde hace once años, el equipo de profesionales que integra la Granja Escuela Las Palmeras ha contribuido a desarrollar hábitos saludables y ayudar a comprender la complejidad de los procesos naturales, descubriendo las ventajas de las materias primas procedentes de la agricultura y la ganadería ecológicas, tanto para la naturaleza como para nuestra salud.

De esta manera, en el taller de establo los visitantes tienen la oportunidad de conocen muy de cerca la alimentación, cuidado y limpieza de los animales, así como la obtención de productos como la leche, huevos, carne…. Este ámbito ofrece diversas posibilidades de investigación y brinda opciones de exteriorizar sentimientos y afectos.

Por su parte, el trabajo en el huerto se convierte en un espacio educativo que contribuye a la sensibilización medioambiental y sostenible, potenciando la comprensión de conceptos como la biodiversidad, ecosistemas o la ecología básica. Con el desarrollo de esta actividad se intenta disponer de alimentos ecológicos para el consumo, promover el conocimiento del medio, sus elementos, las interrelaciones que en él se dan, además de capacitar a los alumnos/as para que puedan intervenir en la búsqueda de solución a los problemas ambientales detectados. Con la ayuda de las herramientas necesarias: azada, rastrillo… se realizan las labores propias del huerto: escardar, sembrar, regar, abonar…También, se muestran las distintas formas de siembra y semilleros.

Asimismo, en la Granja Escuela Las Palmeras los participantes toman parte activa en la transformación de las materias primas del campo y de la granja en productos elaborados y ayudan a preparar sus propias comidas. En este sentido, los monitores hacen hincapié en diferenciar y valorar los alimentos de elaboración artesanal frente a los de producción industrial, y su relación con el consumo y la salud, así como a utilizar los métodos y prácticas manuales en todo el proceso.

En definitiva, la visita a la Granja Escuela se convierte en un recurso de gran valor didáctico y social que aporta un enorme beneficio al alumnado ya que a través de la observación directa puede involucrarse en su propio medio, contemplar sus características, comportamientos, además de insistir en la importancia que tiene a la hora de enseñar y exponer cada una de las costumbres, hábitos y actividades de tradición cultural.