Loja, una belleza inigualable en el interior de Granada

449

Flor entre espinas, situada como término municipal más occidental de la provincia de Granada, encontramos la bella ciudad de Loja. Itinerario artístico de inigualable belleza es comenzar la vista panorámica del conjunto monumental de su corazón urbanístico en alguno de los dos espléndidos miradores que posee.

Desde Mesón de Arroyo en indescriptible bajada hasta la colosal Iglesia de la Encarnación custodiada por la Alcazaba y hasta llegar al palacio de Narváez quedaremos absortos ante la maravilla que es la ciudad en sí misma, como lo son también sus múltiples exponentes naturales de los que presume orgullosa.

Entre los tesoros que conserva, encontramos una exquisita gastronomía, deleite para residentes y visitantes, que engloba cárnicas, pescado, verduras o deliciosos postres. El cordero lojeño, de proyección internacional, es un manjar exquisito que se elabora en múltiples formas, si bien el más conocido es el plato de “cuchifrito de chivo”, donde la carne se funde con el exquisito sabor de los productos de la tierra.

No solo en cárnicas es Loja tierra de gastronomía excelente, en el año 2005 el caviar de Riofrío obtuvo el premio al mejor caviar del mundo, de ahí que platos como “la trucha a la brasa”, o “el esturión al fino” destaquen también en las pinceladas gastronómicas de su oferta culinaria. Múltiples gazpachos o platos elaborados como el “remojón” ensalada con patatas y exquisitos gajos de naranja, o el “gazpachuelo” que conecta la oferta culinaria con la vecina Málaga, son exponentes de su variada agricultura.

Capítulo aparte merece su deliciosa re-postería cuyo rey indiscutible es el “Rosco de Loja”, con su deliciosa base de huevo y bizcocho a la que se adhiere el gustoso merengue que lo cubre, a él se unen deliciosas opciones como el tocino de cielo, los pastelillos de santa teresa o los dulces de gloria