Málaga brilla en Andalucía con sus estrellas Michelin

358

 

La Costa del Sol malagueña puede presumir con orgullo de su oferta de restauración y de hecho lo demuestra haciendo su entrada en el próximo año como una de las provincias de Andalucía que reúne más estrella Michelin, prestigiosa distinción de la cocina a nivel internacional. La presentación de la Guía Michelin 2019 ha puesto en el mapa gastronómico a distintos establecimientos en nuestra provincia, un total de ocho, que aglutinan diez estrellas. Estos son los restaurantes reconocidos por la prestigiosa guía:

Dani García, Marbella: Suma tres estrellas Michelin, siendo así uno de los diez restaurantes en España que cuenta con este número de distinciones, un reconocimiento que avala la trayectoria del chef malagueño. Una apuesta por una cocina cosmopolita que tiene como base las influencias andaluzas y que incorpora también la esencia de otros países de sus viajes por el mundo.

El Lago, Marbella: Ubicado en la casa club de Greenlife Golf, con un restaurante innovador y una cocina atrevida, se ha convertido desde el año 2000 en un referente en el municipio marbellí avalado por su prestigiosa distinción, con una bodega que reúne más de 300 referencias nacionales en una carta en constante renovación.

Messina, Marbella: Abrió sus puertas en el año 2003, un proyecto de Pía Ninci y Mauricio Giovanini que se ha consagrado en la oferta de restauración de Andalucía, con productos locales en su carta como pescado y marisco, con una presentación elegante donde se aprecia su gran técnica.

Skina, Marbella: Con una carta dinámica y que evoluciona con la aparición de nuevos productos, Skina ofrece una cocina mediterránea basada en productos de calidad, toques de vanguardia y modernismo, con una exquisita mezcla de contrastes que rescatan los sabores de la cocina tradicional andaluza.

José Carlos García, Málaga: En un entorno privilegiado como es el puerto de la ciudad, se encuentra uno de los más conocidos en el panorama gastronómico de la capital donde disfrutar de emociones en cada uno de sus platos y en el que se entrelazan lo mejor de la tierra y la mar, con una mirada muy peculiar a la cultura malagueña.

Sollo, Fuengirola: Sollo, con Diego Gallegos, reinventa sabores de la cocina tradicional andaluza introduciendo peces de río en reemplazo del cerd, y el caviar como producto estrella, incorporando nuevos conceptos, empleando procesos innovadores y usando materia prima regional de máxima calidad para sus creaciones.

Bardal, Ronda: El restaurante de Benito Gómez, en la conocida como ciudad del Tajo, es otros de los imprescindibles con una estrella Michelin en la provincia, que en la mesa sorprende con su platos andaluces que reflejan el carácter y esencia de la comarca de Ronda y sus productos y que nos cautivan con nuevas creaciones en cada estación del año.

Kabuki Raw, Casares: La cocina Kabuki de Ricardo Sanz también tiene su hueco en la Guía Michelin con estrella propia, un establecimiento donde se aúna lo mejor de dos culturas gastronómicas como son la japonesa y la mediterránea, con una mezcla de productos, sabores y técnicas para elaborar los mejores platos.