Mazzocco Gourmet aboga por la formación de los profesionales de sala

108

El cliente que acude a un restaurante cada vez tiene más información. Los avances tecnológicos han posibilitado que previamente nos hayamos documentado y hayamos comparado hasta varios establecimientos antes de decantarnos por uno de ellos.

Esos cambios en el sector han propiciado un panorama bien distinto en el que el cliente demanda que el personal que le atienda esté plenamente informado de toda la carta de productos (comida y bebida) que ofrece un restaurante. Ahora tenemos la necesidad de que nos aconsejen, nos ofrezcan el producto que mejor se adapte a nuestros gustos y exigencias.

Es así como surge Mazzoco Gourmet, distribuidor de alimentos y bebidas de alta gastronomía al sector de la restauración. Surgió en marzo de 2018, según cuenta su directora, Carmen Mazzoco, quien ya contaba con experiencia previa en otras empresas de distribución. “Es la necesidad de que el equipo esté formado”, indica, ya que en Mazzoco Gourmet tienen un servicio de asesoramiento en el que “nuestro comercial forma parte del equipo del restaurante posibilitando que el cocinero y el camarero tengan unas nociones más que suficientes de los productos que ofrecen en la sala”.

Los clientes y proveedores son quienes animaron a Carmen a formar el proyecto. Ella ya llevaba algunos años dándole vueltas a esa idea. Era su sueño poder crear algo así porque veía la necesidad de la formación que tenían los camareros y los cocineros. “Mi pasión es la gastronomía y no quería desvincularme de ello. Mi padre era el típico jefe de cocina que innovaba con muchas técnicas”, según recuerda la directora de la empresa.

El cliente final también sabe más de vinos ahora. Según explica Carmen, “empezamos antes de beber vino, cuando antes era más la cerveza. A partir de los 20 años los jóvenes ya tienen inquietudes y preguntan. Su espejo es el camarero, que debe atender a esos clientes”. Es ahí donde Mazzoco Gourmet ha detectado que se crean cartas en los grandes restaurantes, tanto de bebidas como de comidas, pero el camarero, que es quien trata directamente con cada mesa, no está formado. Ello provoca, en muchos casos, que los vinos más comerciales sean los más vendidos “y no porque sean los más demandados, sino porque el trabajador desconoce otra oferta de vinos, minoritaria, con otros valores que quizás se adaptan más a las apetencias de los clientes”.

Según Carmen Mazzoco, “nos hemos creado una identidad en poco tiempo y todo lo que llevamos son productos de alta gastronomía. Miramos muy de cerca a los restaurantes que quieren subir en calidad y mejorar su oferta a los comensales”.

Esta empresa tiene el 70 por ciento de sus clientes en el centro de Málaga, si bien ha comenzado también a vender sus productos a restaurantes de la costa, desde Nerja y hasta Marbella. Cuando cierran negocio con un nuevo establecimiento realizan un “mini curso” a los empleados, “a los que damos información de cada uno de nuestros productos para que sepan orientar y aconsejar a sus clientes. También hacemos una cata con ellos y los incluimos en un grupo de alta gastronomía en el que vamos introduciendo algunas recetas”, apunta Carmen Mazzoco.

Mazzoco Gourmet se ubica en la calle Ter, nº17 de Málaga