MGWines conmemora el 50 aniversario de Azorín

71
MGWines conmemora el 50 aniversario de Azorín

Recientemente en Fenavin, MGWines ha presentado ante los profesionales del mundo del vino su primer vino de Fondillón Alicante, que ha sido especialmente seleccionado de la mano del reconocido enólogo Raúl Pérez, junto con el equipo técnico de MGWines. Una exclusiva colección de 1.500 unidades de una selección especial de Fondillones de diferentes toneles del año 1996 que existen en las actuales reservas de MGWines y que en unos días será comercializado como “Fondillón MGWines – Estés donde estés, Octubre 1996”.
El pasado miércoles 24 de mayo, el como “Fondillón MGWines – Estés donde estés, Octubre 1996” recibió el premio al Vino más Peculiar de la II edición del Salón Internacional de vinos Sol Wines, celebrado en Málaga (en el restaurante El Pórtico de Velázquez) y dirigido exclusivamente a profesionales del mundo de la alta gastronomía, la restauración y la enología. Una muestra que contó con un total de 107 bodegas de todo el mundo y 420 referencias de vinos blancos, rosados y peculiares.

El Fondillón es un vino exclusivo de la provincia de Alicante que se elabora solo en determinados años con uvas sobremaduradas en cepas viejas de Monastrell y que luego envejece un mínimo de 10 años en toneles centenarios monoveros. Un vino cargado de historia y que fuel el predilecto de muchos ilustres personajes, como el propio Azorín.
Azorín, una figura ilustre del libre pensamiento.
Azorín, una de las figuras más ilustres de la literatura española del siglo XIX, y uno de los tres miembros fundadores de la Generación del 98*, era un profundo amante de este vino que nombra en varias ocasiones y que él mismo define como «vino centenario, su sabor es dulce, sin empalago; por su densidad empaña el cristal; huele a vieja madera de caoba”. (Azorín).
La relación entre su familia y las actuales reservas de Fondillón de MGWines Group es amplia, dilatada y debidamente documentada. Se da la circunstancia de que en su momento y gracias a su cercanía, parte de los viñedos de la familia Azorín fueron adquiridos por los anteriores propietarios de las reservas del Fondillón MGWines, así como un tonel de 125 cántaros en el que la familia de Azorín envejecía su propio Fondillón. Este tonel se compró a su familia en 1947 y en él se envejeció la cosecha de 1968, que descansa en él hasta nuestros días.
De este tonel habla así el escritor alicantino: «En la bodega de Monóvar guardábamos celosamente un tonel de Fondillón; cada año le sacábamos un cántaro que reponíamos con otro nuevo. En cierta ocasión le envié a Don Antonio Maura al Congreso unas botellas bien lacradas. Luego cuando oía a Maura hablar y le traían un vaso con hielo y café pensaba: Más confortativa sería una copita de Fondillón”.
MGWines celebra su particular homenaje al célebre Azorín
Por este motivo, el año en que MGWines Group ha lanzado su primer Fondillón, y coincidiendo con el 50 aniversario del fallecimiento del escritor, el Grupo ha decidido realizar un particular homenaje al escritor dedicándole un rincón de la “sacristía” de Bodegas Monóvar, el “Rincón Azorín” y, además, se embotellará una edición limitada de 500 unidades en honor al escritor.
Esta edición limitada de Fondillón procede de la cosecha de 1968, que ha estado envejeciendo sobre la vieja solera del tonel que un día perteneció a la familia de Azorín.
Azorín fue un personaje de gran valor en su época, un revolucionario y un adelantado a su tiempo. También era un hombre de su tierra, de su gente, de su Monóvar natal. Él amaba profundamente el Fondillón.
“Más allá de la propia vinculación familiar al viñedo, Azorín era un hombre que disfrutaba degustando una copa de Fondillón y por eso siempre estará con nosotros. Nuestra historia está unida a la suya, compartimos un pasado y por eso queremos rendirle este modesto pero obligado homenaje. Beberemos el Fondillón que desde 1968 descansa en la solera que un día fue suya y que hoy guardamos celosamente en el mejor lugar de nuestra sacristía”, ha declarado Luis Miñano San Valero, presidente del grupo MGWines, propietaria de Bodegas Monóvar.

(*) La Generación del 98 fue impulsada por el conocido como Grupo de los Tres (Baroja, Azorín y Maeztu)
MGWines Group: vinos y bodegas singulares
MGWines es un grupo familiar que integra bodegas todas ellas singulares, con carácter, personalidad, diferenciación y una forma de hacer vino muy honesta y comprometida con el entorno.
Actualmente son cinco las bodegas que lo componen: dos ubicadas en la DO Vinos Alicante (Sierra Salinas y Bodegas Monóvar), Casa Corredor con IGP Vinos de la Tierra de Castilla; Bodegas Lavia en la DO Bullas y, por último, Bodegas Estefanía en la DO Bierzo. Todas ellas Denominaciones de Origen en auge con variedades autóctonas históricas y hoy en día muy reconocidas, como la Monastrell, la Alicante Bouschet, la Mencía, la Godello….
El Fondillón y MGWines
Dentro de la filosofía y valores empresariales de MGWines está la protección de bodegas y vinos singulares como parte del patrimonio enogastronómico español.

Por este motivo decidió hace un año tomar el testigo de la protección y puesta en valor del Fondillón Alicante que un día de los años 50 iniciara Salvador Poveda Luz. Un total de 110 toneles centenarios de diferentes añadas que constituyen aproximadamente el 60% del total existencias de Fondillón reconocidas por la DOP Vinos Alicante (único organismo certificador de la autenticidad de estos vinos) y que en este momento obran en poder de tan solo nueve bodegas.

Tras adquirir las reservas de Fondillón de la Familia Poveda, MGWines decidió realizar, de la mano del reconocido enólogo Raúl Pérez y junto con todo el equipo técnico del Grupo, una catalogación y puesta a punto de todo el patrimonio de las reservas, seguido del lanzamiento del primer Fondillón MGWines: “Fondillón MGWines – Octubre 1996”. Un vino seleccionado entre los diferentes toneles de la añada de 1996 existentes en las reservas del grupo.

Ahora, coincidiendo con el aniversario de Azorín (de origen monovero) y teniendo en cuenta su estrecha vinculación con el Fondillón, y en particular con las reservas de Bodegas Monóvar, se ha determinado realizar un homenaje a esta figura de la literatura de principios del s. XIX.