Millesimee: fusión italoibérica

212
millesimee

Restaurante italiano en la Costa del Sol. Seguro que lo primero que te ha venido a la cabeza es pasta y pizza, pero la gastronomía italiana va mucho más allá y está teñida de exquisitos sabores mediterráneos que son mundialmente famosos. Volvamos al inicio de esta reflexión: pizza y pasta, dos platos universales que puedes comer muy ricos también fuera de Italia y, por supuesto en Málaga. Sin embargo, hay sabores, olores y contrastes que no puedes disfrutar en todos los restaurantes italianos… Elaboraciones auténticamente italianas que pueden transportarte a dar un viaje gastronómico por el país con forma de bota. Este tipo de platos los vas a encontrar en muchos menos sitios y uno de ellos está en pleno corazón de La Malagueta, junto al recién inaugurado hotel Miramar. Se trata de Millesimee , una coqueta enoteca donde la gastronomía italiana e ibérica se fusionan en la carta y donde nunca vas a encontrar pasta y pizza, pero sí otros deliciosos bocados importados desde Italia y elaborados por cocineros italianos. Aquí Mateo Manzato orquesta una propuesta gastronómica que es ejecutada con eficiencia por Claudia Giangaspero, acompañada en sala por César Herrera, en un local de madera que recuerda al estilo veneciano, a la región del Véneto, que es de donde procede la familia Spoladore, promotora del establecimiento.

Una de las propuestas gastronómicas de Millesimee.

Málaga e Italia en la mesa

Millesimee mezcla en su carta productos de Málaga y del resto de España con productos italianos en una clara intención de fusionar dos culturas gastronómicas que tienen muchas raíces comunes y con la ilusión de hacer un homenaje al origen del producto, por eso en la carta vamos a encontrar un buen jamón ibérico de bellota y también una selección de embutidos italianos de primera calidad, entre los que se encuentran el speck (jamón ahumado) y la mortadela con pistachos. Precisamente, estos fueron nuestra primera incursión en Millesimee, a los que siguieron sus langostinos en tempura con mayonesa de soja, el carpaccio de atún con ali oli de ajo negro y brotes tiernos y las patatas baby con salsa brava y gorgonzola. Para acabar, miniburguer de pollo con guacamole y micromezclum y de postre “salame de cioccolato” con crema pastelera y brioche.

Ingenio y creatividad en los postres.

Estas son sólo algunas de las propuestas de la carta, donde también se pueden degustar, por ejemplo, una estupenda selección de quesos italianos, entre los que están el pecorino con trufa, unos rollitos con bresaola y búfala con salsa de rúcula o unas alcachofas a la romana con rulo de cabra y speck. En la parte de platos calientes, más de una docena conforman la carta, destacando las croquetas de gorgonzola, el minigratinado de berenjena y búfala o la tosta de boletus, rulo de cabra y jamón de Parma. Terminan la carta una selección de miniburguers, donde además de ternera y pollo ofrecen también las de seitán, y algunas carnes. Hay que destacar que muchos de los platos de la carta son totalmente aptos para personas con dieta vegetariana y otros que no lo son se pueden adaptar. Para el maridaje, más de una treintena de vinos italianos de la bodega Astoria, que, al igual que la familia Spoladore, procede de la región del Véneto. Como habréis sospechado ya, ahora tenemos la oportunidad de viajar a la Italia más gastronómica cada vez que queramos, y no hay que hacerlo yendo muy lejos, tan sólo hay que pasar por La Malagueta y empezar a disfrutar.