Neurogastronomía: te desvelamos los secretos de una buena carta

32
carta

Entrantes ~

¿Sabías que una buena descripción de los platos aumenta las ventas un 27 por ciento? La carta de un restaurante es una potente herramienta de marketing cuya principal función es comunicar para vender. El sector hostelero es, en este sentido, la envidia de otros sectores a los que sólo les queda soñar con poder endiñar a sus clientes una lista con todo lo que ofrecen (y la oportunidad de describirlo de forma excitante) cuando estos entran por la puerta.

Algo para picar ~

Pero no nos quedemos ahí. De poco sirve una descripción sensorial que haga la boca agua si el comensal no llega a leer esas descripciones porque se abruma y no sabe dónde mirar. Una carta ha de estar diseñada de forma estratégica. Es por eso que la ingeniería de menús juega un importante papel.  Para aplicar esta técnica, antes debemos de tener claro qué platos nos interesa vender más. Estos serán los que se colocarán en la parte superior derecha de una carta que se abre a modo de libro. Si, por el contrario, la carta se presenta a modo de mantel desechable, los platos cuyas ventas queremos incrementar irán colocados en la esquina superior izquierda, tal como indican los estudios de eye-tracking.

Paladares exigentes ~

Diseño y copywriting han de ir de la mano para que la carta comunique con la propia voz del restaurante. Se trata de una herramienta desarrollada con la receta de la propia identidad verbal y visual. Seguro que alguna vez has entrado en un restaurante y cuando te han traído la carta te has sentido un poco incómodo: la letra es demasiado pequeña, el lenguaje que utiliza no concuerda con la personalidad del local, no sabes dónde termina una sección y dónde empieza la siguiente… Finalmente se te quitan las ganas de leer y pides lo mismo que tu acompañante o haces un rápido escrutinio subiendo y bajando la lista de precios para pedir algo que no sea demasiado caro.

Postres con gula ~

Lo contrario ocurre cuando una carta invita a compartir y probar diferentes platos y maridarlos con vino u otras bebidas (y cuyos precios no se encuentren alineados como si de una simple lista de precios se tratase). La atención se centra en la experiencia, se siente expectación, emoción… ganas de más. Y esa es la clave.

 

AgroMedia: Somos profesionales de la comunicación corporativa especializada en el sector gastronómico y agroalimentario. Somos equipo.Somos Agro.