“Ofrecemos una cocina 100% mediterránea y adaptada para todos los gustos”

548

El merendero La Barca es una de las imágenes icónicas de la playa de Burriana, en una de las zonas más concurridas y turísticas de la localidad de Nerja, donde sus más de cincuenta años de experiencia y sus platos de pescado, carnes y paella, son su mayor garantía de fidelización. Un negocio transmitido a través de generaciones que se mantiene durante todo el año, donde se respira la tradición marítima en cada uno de sus rincones. Entrevistamos a Francisco Cecilia y Vicente Navas, propietarios de chiringuito La Barca.

Chiringuito La Barca es uno de los chiringuitos históricos en el pueblo….

La Barca fue fundada por Francisco Navas Valverde en el año 1967, aquí en Burriana, más de cincuenta años y de hecho llega ya a su tercera generación.

¿Cómo ha sido ese cambio a lo largo de ese período?

Antes teníamos un turismo diferente y las infraestructuras estaban adaptadas a ese tipo de turismo, que era más natural, con lo que eran los tradicionales merenderos de madera. Ahora nos hemos adaptado a los tiempos, dándole un enfoque más de restaurante pero manteniendo la esencia de los chiringuitos, con sus espetos, las barbacoas… De hecho somos unos de los pocos de la Costa del Sol en paseos marítimos que mantenemos la terraza de arena.

Y de hecho, Burriana en una de las imágenes icónicas de Nerja…

El turismo de Nerja se debe al Balcón de Europa, la Cueva y la playa de Burriana; esta zona es uno de los pulmones del pueblo. Y los pioneros del turismo de invierno hemos sido los chiringuiteros de Burriana, cuando se mantenían los negocios con esas perspectivas. Cuando otros chiringuitos cerraban, otros se mantenían abiertos, como el nuestro, que está todo el año a excepción de un mes de vacaciones. En cualquier época del año que un turista venga, siempre hay servicio aquí, porque hay algún chiringuito abierto.

¿Qué es lo que más demanda vuestra clientela?

Al ser un sitio de costa, el pescaíto malagueño, la sardina, complementada con una buena barbacoa con sus carnes. Pero principalmente el pescado.

¿Y algún plato identificativo?

Preparamos un exquisito bacalao al alioli con verduras frescas y glaseado, que es un plato muy aceptado. También las paellas, el arroz con bogavante que son los más demandados, y que gustan mucho, así como el calamar espetado y una gran variedad de carnes ibérica. Ofrecemos una cocina 100% mediterránea, adaptada para todos los gustos, que lo mismo puedes comer un plato de espagueti que un pescado espetado.

Y en esta zona de la Axarquía, abunda el turismo internacional así como el residente extranjero…

Aquí el principal turista es internacional, Nerja se caracteriza por ello. En julio y agosto suben algo más los visitantes de otros puntos de España, y en turismo internacional tenemos mucho el nórdico, pero eso cambia dependiendo de la tendencia. Les llama la atención el clima, el servicio de los restaurantes y chiringuitos así como la seguridad que ofrece este pueblo, es muy tranquilo.

¿Y cómo se afrontan los nuevos tiempos, con cambios importantes en la restauración?

En hostelería siempre hay que estar reinventándose, y de hecho nos funciona mucho la barbacoa y el pescado, pero aún así seguimos fieles a nuestro estilo con productos de primera calidad.

¿Qué les gusta a los clientes de La Barca, que les invita a repetir?

Un poco de todo: el servicio, la ubicación, la comida,… tenemos un cliente muy fiel que incluso lleva cerca de cuarenta años viniendo aquí. Es un privilegio estar aquí sentado, con las vistas de la playa, es un lujo.

¿Cuál es el espíritu de La Barca en este negocio?

Mantener la calidad, ya que es muy importante y nos garantiza seguir año tras año, y ofrecer el mejor servicio; ya que eso hace que la gente repita.