Orange Beach Club, brunch de 5 estrellas

20
orange

¿Quién dijo que en septiembre se acaba el verano? Puede que para algunos, pero septiembre es, sin duda, el mejor mes para pegarse unas vacaciones. Sigue haciendo buen tiempo, la afluencia de turistas es menor y los sitios más agradables están menos saturados. Y si no estás de vacaciones, te queda el fin de semana para seguir dorándote en las costas de Málaga. Está claro es que septiembre sigue invitando a seguir de veraneo y a disfrutar de buena gastronomía. Precisamente, esto es lo que podrás seguir haciendo en Orange Beach, el club de playa del hotel Don Carlos (Marbella). Un estupendo espacio en primera línea de playa donde este verano han añadido a su oferta gastronómica un brunch en el que vas a encontrar platos mediterráneos, saludables y frescos.

Para los adictos a esta forma de “desayuno tardío” (que a mí personalmente me encanta), Orange Beach ofrece el “Beach Balinesa Brunch”, servido en la zona de hamacas y camas balinesas, con dos opciones: bandeja de brunch para dos personas con botella de cava y dos botellas de agua o alquiler de cama balinesa con bandeja de brunch para dos con botella de Clicquot. En las bandejas encontrarás platillos salados como salmorejo con virutas de ibérico, croissant de salmón ahumado y guacamole o ceviche de lubina, además de dulces como marcarpone con confitura de frambuesa y menta, entre otros.

Pero si lo tuyo es una comida más formal, también tienes opción. El Restaurante Orange Beach Club ofrece una renovada y exquisita carta de mercado carácter marinero, basada en productos autóctonos con toque mediterráneo. Podrás elegir entre una gran variedad de ensaladas, como la de espinacas con fresas, aguacate, pera, Parmesano y crujiente de cebolla o la burrata con tomate raft confitado, nueces y frutos rojos.

Después podrás seguir con uno de sus estupendos arroces, como el negro de pescadores con sepionet y alioli o el arroz meloso con bogavante. Como platos más contundentes, carnes y pescados a elegir entre entrecote de ternera, tournedó con pimientos del piquillo o pescado del día al horno, entre otros. Y para terminar, un postre casero… Tarta tatín, brownie o mosaico de fruta son sólo algunas de las opciones.

Orange Beach Club cuenta también con piscina, ambientación musical y acceso directo a la playa.

Ahora sólo te queda ir a disfrutarlo, que septiembre sigue dando para mucho… Y en lo gastronómico, más.