¿Playa o montaña? En primavera, Granada lo tiene todo

19

Estamos en primavera, momento para disfrutar al aire libre de todos los enclaves naturales que posee la provincia de Granada. Un lugar que atesora rincones únicos, tanto a la orilla del mar, en plena Costa Tropical, como en la cima de las montañas de Sierra Nevada.


Las montañas más altas de la Península Ibérica se encuentran en Sierra Nevada, declarada en 1986 Reserva de la Biosfera por la UNESCO y en 1999 Parque nacional por sus valores botánicos, paisajísticos y naturales. Su altitud máxima se alcanza en el Mulhacén, con 3.482 metros. Desde Pradollano, núcleo urbano de la estación de esquí y montaña, se pueden iniciar rutas de todos los niveles y utilizar el telecabina y el telesilla.

Otro punto interesante de salida de las rutas es la Hoya de la Mora donde las acequias de careo, borreguiles, neveros, ovejas y vacas, junto con la estrella de las nieves, nos sorprenderán al fundirse la nieve. Es un lugar idóneo también para la práctica del ciclismo y para la preparación de la pretemporada de deportistas de élite.
Llamativo es el día que anuncia el final de la temporada de esquí en Sierra Nevada, cuando centenares de esquiadores y snowboarders en traje de baño se deslizarán por las pistas de Sierra Nevada en la ‘VII Bajada en Bañador de Primavera’. La jornada de esquí en bañador, un clásico en el calendario de primavera de Sierra Nevada e incluye talleres de pintura corporal y coreografías musicales que sirven para el calentamiento de los participantes.


Otra de las posibilidades para la primavera en Granada es el barranquismo en Río Verde. Hay diferentes niveles, según el grado de experiencia: el de iniciación, el deportivo, el integral y el barranquismo familiar con niños. En el nivel deportivo no existen vías de evacuación o salidas a diferencia del tramo de Iniciación. Su escasa accesibilidad lo rodea de encanto y lo hace más salvaje aún con lo que la emoción está asegurada.

El integral se desarrolla por un parque natural de máxima protección con un ecosistema de grandes contrastes, luz y color con obstáculos naturales de diversa índole como: saltos, toboganes, rapeles, destrepes y zonas de nado.
Y si nos apetece playa, la Costa Tropical, es una zona privilegiada con innumerables atractivos. Acantilados, calas y extensas playas configuran el paisaje de esta costa integrada por municipios como Almuñécar (La Herradura), Salobreña, Motril, Castell de Ferro y La Rábita. Todas están dotadas de buenas infraestructuras turísticas y son idóneas para la práctica de numerosos deportes. Torrenueva fue considerada en 2018 como la mejor playa de la Costa Tropical, gracias a la concesión de seis banderas de gran prestigio.


Desde las instituciones públicas se lleva tiempo trabajando junto a los centros de buceo para convertir la playa de La Herradura en un verdadero motor económico a través de la oferta que une el deporte subacuático con el de aventuras, el amor por la naturaleza y la belleza de nuestro ecosistema marino. Más de la mitad de la oferta de buceo de la Costa Tropical se concentra en La Herradura, motivada por la riqueza de los fondos marinos de la bahía. Por ello, se ha apostado por el buceo como uno de los reclamos turísticos con más potencial.


La playa de Motril es también un referente de los deportes náuticos, que cada vez atrae a más personas, a las escuelas y a los centros de ocio. La Chucha es una playa que, por su proximidad a los acantilados, hace que el oleaje sea óptimo para los surfistas.