Pueblos malagueños para dar la bienvenida a 2019

50

Entre todas ellas, sobresale por méritos propios, la fiesta de disfraces que se organiza en las calles de Coín a partir de las 12 campanadas del 31 de diciembre. Como cada año, esta localidad del Valle del Guadalhorce se convertirá en un verdadero carnaval.

Es habitual que participen no sólo vecinos de este pueblo y de la comarca sino también numerosos visitantes ávidos de diversión de otros puntos de la geografía provincial e incluso nacional. La mayoría de ellos irán ataviados con indumentarias originales y que, en mayor o en menor medida, guarden relación con la actualidad, como ocurre con las fiestas carnavalescas.

Esta fiesta se concentra sobre todo en torno a la plaza Bermúdez de la Rubia en el momento de tomar las uvas. Posteriormente, el ambiente se notará especialmente en la emblemática Alameda, una explanada situada prácticamente en el centro histórico de Coín.

A pesar de que esta cita lleva relativamente poco tiempo instaurada, no se sabe muy bien cómo surgió la idea. Según cuentan en este pueblo del Valle del Guadalhorce, fue a partir de un encuentro improvisado. Desde entonces, esta fiesta, desenfadada y alegre, cada vez ha ido a más.

Otra de las formas originales y divertidas de terminar este año y empezar el siguiente pasa por ir hasta la localidad de Nerja. Concretamente, la propuesta de esta localidad estará en el Balcón de Europa, uno de los enclaves más conocidos de la Axarquía. Allí se podrán seguir las campanadas con sus correspondientes uvas y continuar con un castillo de fuegos artificiales. Habrá también actuaciones musicales en directo hasta bien entrada la madrugada.

En otros municipios donde también se celebra la transición de un año a otro destacan los de la Costa del Sol Occidental. Entre ellos, están Marbella, que este año, en principio, celebrará las tradicionales campanadas desde la céntrica plaza de la Encarnación, donde está la principal parroquia del municipio. Por su parte, Torremolinos sigue apostando por disfrutar del arranque del nuevo año también en su centro histórico. En esta caso, será en la plaza de la Nogalera. Por su parte, Benalmádena acogerá el cambio de año en su también emblemática plaza de la Mezquita.

En la ciudad de Málaga, obviamente, también habrá una cita para disfrutar del cambio de año. En concreto, la plaza de la Constitución volverá a acoger las tradicionales campanadas y la posterior fiesta para dar la bienvenida a 2019.

En el interior, destacan otras citas importantes en ciudades monumentales, como Archidona, Antequera o Ronda, que acogerán sus respectivas fiestas y las campanadas que despedirán al presente año en sus plazas más emblemáticas.

También hay casos curiosos como el pueblo axárquico de Sedella, que, a pesar de tener poco más de 600 habitantes, celebran una gran fiesta en la noche del 31 de diciembre. Cotillón, uvas, espumoso y un gran ambiente aguardan en esta villa situada a los pies de Sierra Tejeda, donde tienen cabida tanto jóvenes como mayores.