Sánchez Haro pregona la fiesta de la zanahoria morá

29
cueva

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha resaltado el buen aprovechamiento que se realiza en Cuevas Bajas (Málaga) del valor añadido de la transformación de la zanahoria morá, ya que esta localidad cuenta con una industria que elabora snacks, mermeladas, crema de untar e incluso cerveza y ginebra a base de este cultivo. Así lo ha destacado durante el pregón de la décimo tercera fiesta en honor de este cultivo que se celebra en esta localidad y que está declarada como de singularidad turística.

Sánchez Haro ha animado a cueveños  “disfrutar, vivir y, sobre todo, saborear” este evento que pone en valor una zanahoria “original y primigenia”, ya que la variedad naranja que está actualmente más extendida es un “invento más reciente”. Además, la morada presenta cualidades más saludable al tener mayor concentración de antocinaninas, antioxidantes y vitamina A.

Sánchez Haro visitando un stand de zanahoria morá.

En su discurso, el titular de Agricultura ha aplaudido también la buena gestión que hace este municipio de las sinergias del sector agroalimentario con la gastronomía y el turismo, “dos de los más importantes motores” de Andalucía y de esta provincia. Sánchez Haro ha comentado que la cocina cueveña es “un atractivo añadido para quienes se acercan a conocer estos bellos paisajes o encontrarse con su patrimonio histórico”, que cuenta con vestigios de la Edad del Cobre, un asentamiento romano, la iglesia de San Juan del siglo XVIII y la noria de la Agusadera, fechada en el siglo XIX. Una larga historia que entronca a la perfección con la trayectoria de esta “hortaliza viajera” que ya se cultivaba en oriente hace 3.000 años, llegó a Andalucía de la mano de los árabes hace 13 siglos “y todavía hoy es un símbolo para este municipio”, ha afirmado el consejero.

Desarrollo de las zonas rurales

Rodrigo Sánchez ha resaltado que este patrimonio se suma a la importante riqueza humana del territorio, ya que “una tierra la forman principalmente sus gentes, sus costumbres y sus tradiciones”. En este sentido, ha recordado el “firme compromiso” del Gobierno andaluz de apoyar al desarrollo del sector agroalimentario y su tejido empresarial así como de llevar a cabo “todas aquellas políticas que contribuyen a mantener unos pueblos vivos, con calidad de vida y oportunidades”.

Para ello, desde la Consejería de Agricultura se impulsan proyectos emprendedores e iniciativas innovadoras a través de las subvenciones para las Estrategias de Desarrollo Local Leader que ponen en marcha los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de la región. En concreto el GDR Territorio Nororiental de Málaga, que actúa en esta comarca, cuenta con más de 3,3 millones de euros para el marco 2014-2020. De este montante global se ha puesto ya a disposición del grupo algo más de dos millones de euros a través de la convocatoria de ayudas 2017 abierta esta misma semana.