Rustic Experiencie, una revolución gastronómica sin precedentes

99

El mundo de la gastronomía tiene un sinfín de posibilidades a explotar. Ideas originales que, con el paso del tiempo, diferentes empresarios y emprendedores han ido llevando a cabo e implantando en nuestro día a día. Estas son ideas que nacieron de la nada, quizá como sueños o planes de futuro, y algunas de ellas se han convertido en referencia en el panorama gastronómico actual. Uno de estos revolucionarios tiene nombre propio, Miguel Ángel Herrera Benítez, y, por supuesto, revolución propia, Rustic Experiencie Andalucía.

Rustic Experiencie Andalucía es una empresa “todoterreno” que ofrece tres servicios gastronómicos completamente diferentes. Para su equipo, esta es una empresa dedicada en cuerpo y alma a ofrecer a sus clientes una experiencia gastronómica única. Y lo han conseguido. Dentro de esta revolución se encuentran el Cuchareo, parte dedicada al servicio de eventos; El Golimbreo, escuela de cocina con marca personal propia; y L17 Rustic Food, un servicio gastronómico itinerante basado en foodtrucks.

Pero, ¿quién se encuentra a la cabeza de este proyecto? Su nombre es Miguel Ángel Herrera Benítez, original de Algodonales, en la provincia de Cádiz. Miguel Ángel siempre estuvo interesado en el mundo de la gastronomía y la cocina. Comenzó sus estudios de cocina con 16 años en la escuela de Hostelería de San Roque, y prosiguió con su formación en la Escuela de Hostelería Fernando Quiñones en Cádiz, en la que obtuvo el título de Restauración. Trabajando en hostelería y hoteles desde muy joven, intercalaba el trabajo con sus estudios de oposición. Con tan solo 19 años consiguió una plaza como funcionario en la Diputación de Cádiz, controlando las cocinas que dependían de ella, además de dar clases de cocina a presos y a los niños más necesitados. Fue en 2012 cuando este emprendedordecidió poner en marcha su proyecto personal. Y así nace el primero de los tres pilares de esta arquitectura gastronómica: el Cuchareo.

El Cuchareo es la parte dedicada a eventos dentro de Rustic Experiencie Andalucía. Como dicta su filosofía, a Miguel Herrera y su equipo les encanta compartir su magia con todos los denominados “cucharistas”. Pero no hay excelencia sin la pieza fundamental de este engranaje: el producto. El cuchareo cuenta con los mejores alimentos de temporada, ingredientes básicos de máxima calidad, las más originales combinaciones de sabores y texturas y, cómo no, años y años de historia, lo que no significa que la innovación no sea un presente en todas sus elaboraciones. Y aún hay más. Si se te han pegado las sábanas o simplemente no eres de ‘tupper’ frío a la hora de la comida en la empresa, el Cuchareo también prepara comida casera para llevar donde el cliente necesite. 

El segundo pilar de esta empresa es El Golimbreo. El don más especial con el que cuenta este chef gaditano es el de impartir clases de cocina. Por tanto, era impensable que una escuela de la calidad de El Golimbreo no fuera parte indispensable de esta empresa. Esta escuela cuenta con diferentes cursos de formación profesional, como por ejemplo el curso presencial, el curso de reciclaje o el curso ‘cocinillas’. Diferentes niveles y diferentes estilos de cocina según lo que el interesado ande buscando. Además, cuenta con una serie de talleres muy originales y variados entre los que se encuentran el taller de tapas, el taller mini chefs para niños o el taller de panes y hamburguesas, una serie de formaciones orientadas a un público menos especializado, pero con las mismas ganas de aprender y mejorar entre fogones. Por último, El Golimbreo da la oportunidad de alquilar sus instalaciones para eventos culinarios, ya sea para fidelizar a esos clientes tan especiales, celebrar un gran éxito con un buen vino o simplemente fortalecer relaciones con el equipo de trabajo.

El tercer y último pilar de Rustic Experiencie Andalucía es L17 Rustic Food. Esta es la parte de la marca que engloba la gastronomía más viajera de esta empresa con un objetivo claro: llevar la cocina más auténtica y original a los lugares más recónditos, ya sea en forma de catering o curso gastronómico. Esta propuesta gastronómica cuenta con foodtrucks especializados en slow food y comida tradicional, completamente equipados y con diseños únicos. Su joya de la corona, un Citroen HY de 1947, y su motocarro más vintage, una Zündapp de los años 50, son sus dos obras de arte que viajaran donde necesites para convertir un evento cotidiano en una experiencia sin igual.