Ruta de las siete lagunas, para perdernos tras el verano

17

Si eres un aventurero incansable, te gusta el ocio activo y, sobre todo, descubrir nuevas rutas de senderismo, la de Siete Lagunas será una de las más espectaculares que encontrarás.

Partiremos desde el municipio de Trevélez hasta alcanzar la Cañada de Siete Lagunas, tras atravesar la Campiñuela y cruzar el río Culo de Perro antes de llegar a Chorreras Negras.Esta ruta de Alta Montaña, situada entre los impresionantes Mulhacén y Alcazaba, se encuentra señalizada con diferentes estacas y paneles, ya que es uno de los senderos perteneciente al Espacio Natural de Sierra Nevada y se encuentra catalogado como Pequeño Recorrido “Trevélez-Siete Lagunas” PR-A 27.

Lo que sí debemos tener en cuenta antes de iniciar este sendero será aquello que la mochila de un buen aventurero tiene que contener. Imprescindible llevar agua en abundacia, fruta fresca, en esta época una fi ambrera con mangos cortaditos en taquitos será un placer, dátiles y frutos secos naturales, te aportarán todos los nutrientes que necesitas para este largo recorrido.

La indumentaria apropiada tampoco puede faltar: algo de abrigo, calzado de montaña, bastones y un chubasquero. En la montaña, las condiciones climatológicas adversas estarán presentes en cualquier momento.

Antes de llegar al inicio de la ruta tendremos que ir dirección Granada, si vamos desde la costa granadina, tendremos que pasar por diferentes y encantadores lugares como Pampaneira que, pasados un par de kilómetros, nos desviaremos en dirección Bubión, llegando a Capileira y desde allí hasta el Mirador de Trevélez. Durante el trayecto se aconseja hacer una parada y tomar algún refrigerio para coger fuerza en lo que nos espera en las próximas horas.La Cañada de Siete Lagunas se encuentra y está formada, como su nombre indica, de siete láminas de aguas mayores, que mantienen agua durante todo el verano y otra gran cantidad de láminas menores, que dependiendo del año, de la nieve caída y del mes cuando ha empezado el deshielo, tienden a desaparecer completamente durante el verano. La popularmente conocida como río “Culo de Perro”, por su parecido con la forma de un perro, tendrá que ser bordeado y cruzarlo por un lado muy estrecho.

Se aconseja estar muy atentos porque ver alguna cabra montesa será muy fácil. Posteriormente, llegaremos a la primera laguna, Laguna Hondera, situada a 2.875 metros, siendo la más extensa, baja y profunda de las que componen las Siete Lagunas.

Continuamos en suave subida para realizar el recorrido circular que nos permitirá visitar el conjunto de las siete lagunas. Uno de los paisajes más bellos que ofrece Sierra Nevada es cuando nos encontramos, en mitad de la aridez de la zona, los llamados borreguiles, prados verdes y húmedos en los que las estrellas de las nieves, las gencianas o las tirañas podrán ser diferenciadas de manera sencilla.

Cielos de ensueño difíciles de apreciar en nuestro rutinario día a día nos darán el impulso para continuar descubriendo cada rincón de estas tierras tan impresionantes hasta llegar al destino final, las Chorreras Negras. Todo el esfuerzo realizado merecerá la pena con la belleza del lugar. Cada parada para apreciar el entorno o para dar un bocado a los saludables snacks que habíamos preparado, ya que, en nuestra ruta no podía faltar un buen momento foodie, te darán toda la fuerza para las más de 4 horas de subida y las 4 de bajada. Si a todo este plan le sumas la compañía que más te apetezca y el saber apreciar la biodiversidad que la naturaleza nos regala, obtendremos una jornada para no olvidar