Ruta prehistórica para conocer la Costa Oriental de Málaga

46

La Prehistoria ha dejado sus huellas de forma muy evidente en algunos puntos de la costa oriental malagueño. En las zonas más abruptas de esta zona del litoral, desde Málaga a Nerja hoy en día se pueden ver algunos de los vestigios más evidentes en cuevas y abrigos.

Algunas son visitables y otras se pueden evidenciar a través de parques y yacimientos arqueológicos que recrean de alguna forma la vida humana hace miles de años. Así, se puede hacer una Ruta de la Prehistoria, desde La Araña a Nerja, con varios hitos fundamentales, donde se podrá conocer cómo era la vida humana en determinados períodos de la historia.

.Cuevas y abrigos naturales fueron durante siglos las viviendas de los primeros pobla-dores de la Axarquía. A pesar de los años, aún conservan un interesante legado de la vida durante el Neolítico y el Paleolítico.

Esta ruta podría empezar en el litoral más abrupto y oriental de la ciudad de Málaga, donde se encuentran los restos prehistóricos en distintas cuevas y abrigos entre La Araña y el Peñón del Cuervo. Se trata de una zona kárstica donde se han hallado en varias excava-ciones piezas desde el Neanderthal al Neolítico y el Calcolítico. Por su valor científico, está previsto que esta zona se convierta en un parque arqueológico. Concretamente, contará con 7 yacimientos arqueológicos y un centro de visitantes. De todas sus grutas, la más importante es la Cueva del Humo. Actualmente se pueden realizar visitas guiadas en la zona.

No muy lejos, pero ya en Rincón de la Victoria, aguarda el Parque Arqueológico del Mediterráneo, un espacio abierto de 90.000 metros cuadrados de superficie es un buen ejemplo de cómo conservar el patrimonio prehistórico y hacerlo compatible con el uso sociocultural. La difusión científica constituye el eje de este recinto, en el que se ha recuperado la superficie geomorfológico original y la vegetación mediterránea autóctona En su interior hay una réplica exacta de la pared de la Cueva de La Victoria, una gruta subterránea en la que se han encontrado pinturas rupestres.

Junto a ese espacio, también en El Cantal Alto, se encuentra la Cueva del Tesoro, que es una joya de la geología, ya que está con-siderada como la única cavidad de origen marino de Europa. De hecho, la acción del Mediterráneo ha sido la que ha contribuido durante milenios -desde el Jurásico-, con su efecto erosivo, a la formación tanto de esta cueva como de otras situadas bajo el denominado Cantal. En su interior se encontraron a través de distintas excavaciones numerosos restos humanos, animales y de cerámica de la época conocida como el ‘Neolítico de las Cuevas’. Entre sus salas más importantes, sobresale la de la Virgen, la del Volcán, la de Marco Craso y la de Noctiluca. Esta última debe su nombre al hallazgo de un templo dedicado a la diosa fenicia del mismo nombre.

.Bañado por el Mediterráneo, se encuentra El Cantal Bajo, que es una de las pocas zonas de acantilados que existen en la provincia de Málaga. Desde allí se conecta subterráneamente con las numerosas cavidades que hay en la zona interior como la de la Victoria o la del Tesoro, entre otras. Actualmente, este promontorio calcáreo está atravesado por un túnel que fue usado por un antiguo ferrocarril.

En el otro extremo de la costa oriental, se encuentra la Cueva de Nerja, que es la más visitada de Andalucía. Ubicada junto a la aldea de Maro, la gruta fue descubierta por casualidad por un grupo de jóvenes en 1.959. Desde entonces, se ha ido avanzando tanto en su investigación como en adecentar distintos pasajes para los visitantes que la deseen conocer. Cuenta con 4.823 metros de recorrido, lo que la sitúa entre las de mayor desarrollo topográfico de del país. Las galerías abiertas al público tienen una superficie de más de 9.000 metros cuadrados, lo que supone aproximadamente un tercio del total de la cueva.Además de sus formaciones geológicas más espectaculares, esta gruta es una pieza clave para el conocimiento sobre la Prehistoria, ya que allí se han datado restos orgánicos asociados a unas pinturas en 42 000 años.

Como complemento a esta cueva, no hay que dejar de visitar el Museo de la Historia de Nerja, que incluye un área temática sobre el paso de los primeros hombres en la zona. Entre los restos fósiles más singulares, están el cráneo conocido como ‘Napoleón’ y los restos óseos de la bautizada como ‘Pepita’.