García: “Tenemos las mejores panorámicas de toda la zona del Chorro”

170

Imagina unas vistas tan espectaculares como el Desfiladero de los Gaitanes… Una terraza debajo de una parra donde pasar las horas… Un salón acogedor donde disfrutar de cocina casera… Imagina cómo puede ser un día en un entorno tan especial como los alrededores del Caminito del Rey. Espectacular, ¿verdad? Puedes hacerlo realidad visitando el Complejo Turístico Rural La Garganta. Ahora, con instalaciones ampliadas para acoger grandes eventos y celebraciones de todo tipo. En La Garganta encontrarás también habitaciones con distintas capacidades y apartamentos tipo dúplex, además de piscina con hidromasaje y sala de reuniones. Las posibilidades de ocio y disfrute de La Garganta son inmejorables: visita al Caminito del Rey o a las ruinas de Bobastro, senderismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza, experiencias gastronómicas y cocina local donde priman los productos del Valle del Guadalhorce. Abierto todo el año para vivir una experiencia única en plena naturaleza. Entrevistamos a su director, Fernando García.

¿En qué han consistido las obras de remodelación del complejo turístico?

Pues las obras han afectado a varias áreas. Para empezar, hemos ampliado la zona de restaurante para poder celebrar eventos y comidas de grupos. Ahora puede acoger unas 200 personas. Gracias a la ampliación, se ha dotado a la terraza de mejores vistas y también se ha reformado todo el hall de entrada al hotel. Sumando la terraza y el salón tenemos capacidad para 400 personas aunque preferimos que sean ambientes diferentes y no acoger grandes eventos o banquetes. No es nuestra intención. Tras las obras, la zona de terraza es un sitio ideal con espléndidas vistas.

¿La actualización también ha afectado a la parte de restauración?

Hemos ampliado la cocina e introducido más equipamiento. Esto nos está permitiendo mejorar la cocina en general que ofrecemos y diseñar mejores emplatados.

¿Qué tipo de gastronomía practicáis en La Garganta?

Pues cocina tradicional, desde siempre. También mediterránea con amplia variedad porque mucho de nuestro público es extranjero. Pero sin olvidar platos fundamentales de la zona como las Migas, la Sopa Perota, el Chivo en Salsa Aloreña, que nos definen. Y, entre las novedades que acaban de entrar, subrayaría las Delicias de Queso y el Salmón con Cítricos del Guadalhorce.

Uno de los platos que podéis disfrutar en La Garganta.

¿Qué tipo de clientela tiene vuestro complejo rural?

Pues de todo tipo aunque la mayoría son extranjeros. Sin embargo, esta tendencia está cambiando un poco y los españoles están recuperando el terreno perdido.

¿Qué nacionalidades predominan?

Sobre todo viajeros de Países Bajos, Alemania y Reino Unido

¿Qué mejoras ha proporcionado la remodelación de La Garganta?

Sobre todo ha beneficiado a la clientela porque hemos ganado calidad. Ahora, el establecimiento es mucho más acogedor y cómodo para ellos. Gracias al nuevo proyecto, hemos podido diferenciar bien los espacios. El hotel dispone ahora e su propia entrada, al igual que el restaurante. Y eso se agradece porque cada espacio goza de independencia propia.

Pero la terraza ha sido la principal beneficiada, ¿no es cierto?

Los clientes valoran ampliamente las vistas desde ella. Ha ganado en tranquilidad y comodidad. Tenemos las mejores panorámicas de toda la zona del Caminito del Rey.

¿Qué tiene La Garganta que la hace tan especial para atraer el turismo foráneo?

La Garganta es un hotel rural de interior con 29 habitaciones. Pues mire, para empezar la calidad del producto; en segundo la ubicación privilegiada con vistas increíbles al entorno. Y, por último, la atención y el servicio que reciben nuestros clientes.

Casi medio siglo y toda la familia comprometida, ¿fuisteis visionarios en esto del turismo de interior?

Mis padres fundaron el complejo hace 45 años apostando por el turismo de interior y siendo pioneros cuando todo el mundo del Chorro emigraba a la ciudad. Y, desde entonces, hemos ido introduciendo mejoras y creciendo. Al frente del hotel estamos la segunda generación. En mi caso, (Fernando García) dirijo el complejo y mi hermana Laura García se encarga de todo lo relacionado con el restaurante.

Artículo anteriorCanillas de Aceituno celebra su Día de la Morcilla
Artículo siguiente“Hemos incorporado elementos de calidad y platos streed food”
Juan Alberto Gómez
Redactor todoterreno con más de 15 años de experiencia, en el mundo de la gastronomía, el turismo y la economía. Explorador incansable de los sabores, las cocinas del mundo y los nuevos hallazgos culinarios. Siente pasión por todo lo que rodea al mundo del vino y la enología. También de los productos de temporada y kilómetro 0, lo que viene en denominarse ‘slow food’. Hace suyas unas palabras de Cicerón: “el placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación”.