Viaje a Oslo: lo que tienes que saber antes de viajar

72

Si aún no has visitado Oslo, la capital de Noruega, te vamos a explicar las razones por las que deberías hacerlo. Esta ciudad une una vibrante vida social con el encanto de la naturaleza. Se trata de un destino de esquí en invierno y de festivales en verano, con una vida cultural muy rica e intensa que llama poderosamente la atención, ofreciendo una gran variedad de atractivos todo el año.

Datos prácticos sobre Oslo

¿Cómo llegar?

Las formas más frecuentes de viajar a Oslo son avión, barco y tren. Normalmente, los turistas llegan hasta allí a bordo de fantásticos cruceros de visita a los países nórdicos.

Oslo cuenta con dos aeropuertos importantes: Gardermoen y Torp. Existen vuelos directos desde Barcelona a través de la compañía Vueling, y otros tantos desde Madrid a Oslo con Iberia y Norwegian. También es posible llegar en tren, cuyo destino será la Estación Central de Oslo. Aquí es fácil encontrar diferentes medios de transporte para ir a cualquier punto de la ciudad (metro, autobuses y trenes).

¿Cuál es la época del año recomendada para viajar?

Los primeros meses del año son bastante fríos y oscuros en Noruega. Si quieres  visitar Oslo en enero y febrero, lo primero que hacer es abrigarse sobre todo si tu destino son las pistas de esquí o quieres ver la aurora boreal.Marzo es el mejor momento para viajar a Noruega, cuando las horas de luz superan las de noche y la temperatura es más suave.

Justo en términos de temperatura, los meses mejores son Junio, julio y agosto, porque el clima será muy suave y no hará calor… eso esperfecto para huir del verano tórrido que encontrarás en el resto de Europa.

Todo lo que necesitas saber sobre el idioma en Noruega

Para adaptarse a esta ciudad con una lengua y una cultura muy diferente a la nuestra, y para conocer a los noruegos así como sus costumbres, es fundamental hablar su idioma. Esto facilitará la comunicación, como la estancia en el país, y te permitirá ser más autónomo. Podrías aprender un poco de noruego antes de empezar tu viaje, por lo menos las palabras y expresiones fundamentales para preguntar lo que necesites y entender las respuestas, en una de las plataformas online dedicadas al aprendizaje de idiomas extranjeros, como por ejemplo Babbel. Esta plataforma te ayuda a mover los primeros pasos en el estudio de este idioma tan complejo. Puedes leer las opiniones sobre Babbel y conocer más.

Cómo es el coste de la vida y cómo no volver a casa en bancarrota

Para que te hagas una idea aproximada, el salario medio de un empleado noruego está en torno a los 3000€. Lo cierto es que el coste de la vida es bastante alto, aunque puedes optar por restaurantes lowcost tipo hamburgueserías, pizzerías o restaurantes orientales para gastarte entre 10 a 25 euros. Los restaurantes locales con gastronomía de la zona rondan los 50€ por persona (plato principal y postre). También es posible comprar en un supermercado y preparar un sencillo picnic en algún parque o zona natural de la ciudad. Una buena opción sería hacerlo en los jardines del Palacio Real. De todos modos, no desesperes, tienes actividades gratuitas y muchos lugares que ver sin gastar nada de dinero (el centro de la ciudad, la Fortaleza de Akershus, el parque Vigeland, etc…).

¿Qué llevar en la maleta?

No olvides incluir los siguientes objetos

-Calzado cómodo impermeable: zapatillas de deporte, botines o botas de montaña.

-Impermeable para hacer frente al mal tiempo en caso de que llueva o haga frío.

-Gafas de sol para proteger los ojos de la luz intensa.

-Traje de baño para bañarte en el fiordo, lago o río. Eso es lo que suelen hacer los noruegos en cuanto el buen tiempo se lo permite.

-Prendas que puedas emplear a modo de capas superpuestas para que puedas deshacerte de ellas o volver a ponértelas según precises.

Principales lugares para visitar

Algunos de los lugares más espectaculares de Oslo que no deberías perderte son:

Opera House, erigido frente al fiordo.

Palacio Real del siglo XIX, residencia de los reyes noruegos.

Parque de Vigeland, todo un museo al aire libre dotado de esculturas.

El grito, de Munch, en la Galería Nacional de Noruega.

Grünerlokka, barrio hipster de Oslo.

Mercado Mathallen para saborear la gastronomía noruega (salmón, cervezas artesanales, carne de ballena o queso Geitost).

Algunas curiosidades

-Olvídate de las bebidas alcohólicas, son demasiado caras.

-Compra en mercados locales, salvo que cuentes con descuentos de la Oslo Pass que puedas aprovechar en sus restaurantes.

-No compres agua embotellada, el agua de grifo es saludable y se puede beber sin problemas.

– Entérate de los cambios de guardia en el Palacio Real y no te pierdas estas notables ceremonias.

Como habrás entendido, esta ciudad te reservará unas sorpresas muy agradables. No te pierdas la ocasión de conocer las bellezas que te hemos mencionado, reserva tu estancia y descubre una de las capitales más bellas de Europa.