Vincci presenta el nuevo concepto gastronómico ‘La Posada Food&Living’

155

Inspirado en la esencia de la tradición de la antigua Posada del Patio que se situaba en el hoy hotel Vincci Selección Posada del Patio 5*, pero con los toques más sofisticados de la cocina más actual nace “La Posada Food&Living”, el nuevo concepto gastronómico del establecimiento de cinco estrellas de Vincci Hoteles en Málaga. Un espacio polivalente con distintas propuestas dependiendo de la hora del día. A mediodía, “La Taberna de la Posada” ofrece un recorrido por la gastronomía de distintas tabernas nacionales e internacionales. Por la noche, “Entremuros. A culinaryWalk” invita a un paseo por las recetas de las distintas culturas que han formado parte de la historia de Málaga y de su muralla, cuyo tramo mejor conservado está en la parte inferior de este alojamiento. En definitiva, un regreso a los orígenes de la ciudad mediante un viaje a través de los sentidos sólo apto para los paladares más exigentes.

Establecimiento repleto de historia que ha sido testigo a lo largo de los años del paso de diversas culturas por la ciudad de Málaga, Vincci Selección Posada del Patio 5*(Pasillo de Santa Isabel 7, Málaga) estrena nuevo concepto gastronómico en el queha querido recuperar en sus fogones toda la tradiciónde la antigua Posada del Patio, que estaba situada en lo que es hoy el alojamiento,pero con los toques más sofisticados de la cocina más actual. “La Posada Food&Living” recupera esa esencia regresando a los orígenes de la ciudad para ofrecer una serie de propuestas que permitan vivir Málaga a través del sentido del gusto.

 

Dependiendo de la hora del día, el espacio pone a disposición de huéspedes y de público en general distintas opciones.A mediodía “La Taberna de la Posada. ContemporaryCooking” ofrece una carta asequible para todos los bolsillos inspirada enlas recetas más tradicionales de la antigua posada y de otras tabernas típicas del mundo y las reinventa en platos sencillos, sabrosos y perfectos para compartir. Se pueden encontrar una selección de opciones recogidas de tabernas típicas de distintas partes del mundo, rincones gastronómicos apasionantes repletos de sabor y originalidad. Por ejemplo se puede disfrutar de la Taberna Árabe, con untallin de cordero y verdura; la Taberna Malagueña con porra antequerana con chanquete de la huerta y huevo poché; laTaberna Asiática, con gyozas de langostino japonés; o laTaberna Italiana con carpaccio de bresaola, rúcula y parmesano. Para aquellos que quieran cuidar la línea, también tienen su espacio con la Taberna Healthy, en la que pueden deleitarse con el wok delangostino con arroz basmati y verduras crunch, la lubina cocinada en papillot sobre spaghetti de calabacín y aceite de cítricos, o la ensalada de kasha con bulgur de trigo, champiñones, cebolla roja y queso feta, por ejemplo. Su oferta gastronómica se completa con los “Snacks Taberneros” con propuestas como la hamburguesa de chuleta de ternera madurada, mayonesa de kimchi, foie y mizuna, o el serranito de ternera, jamón ibérico y pimiento frito en pan de cristal.

Por la noche, “La Posada Food&Living” muta a un espacio con una gastronomía basada en producto con cuidadas elaboraciones que lleva como nombre “Entremuros. A CulinaryWalk”, un paseo por el tiempo que recoge las recetas típicas de cada una de las culturas que han habitado dentro de la muralla de Málaga. Inspirado en la muralla árabe situada en la parte inferior del propio establecimiento y que es el tramo más largo y mejor conservado que se puede visitar, el restaurante “Entremuros» cuenta con una carta repleta de las variadas influencias culinarias que llegaban a la ciudad desde distintos lugares del mundo. Bajo los pies, un suelo acristalado permite observar la muralla y en la mesa, los distintos platos permiten degustar esa parte de la historia de la ciudad.

Sus tres principales influencias son la Málaga Romana, en la que se rescatan tres elementos básicos de la alimentación, el trigo, el aceite y el vino, combinados con productos considerados de lujo para la época, como carnes, pescados y productos más sofisticados como la leche, la miel, los quesos y especies exóticas como la pimienta. Por otro lado, la Málaga Musulmanacon nuevos alimentos y sabores como los agridulces, adobos, escabeches o salsas ligadas con miel, azúcar y vinagre. Se introducen las especias y hierbas aromáticas traídas de Oriente y se da la bienvenida al arroz, a los garbanzos, las lentejas, las habas, las hortalizas y el olivo. De la Málaga más actual y moderna recoge los sabores resultantes de la suma de todas las tradiciones culinarias, de la riqueza de poder mirar al mar y a la montaña, sabiendo aprovechar en sus fogones todas las delicias que llegaban a Málaga por la famosa Puerta del Río de la muralla, cuyos restos forman parte de este espacio. Algunos ejemplos son el canelón de foie, chutney de higos, quinoa frita y salsa de yogur especiada; el rodaballo de “Estero”, chucrut y coliflor violeta de salsa Garum en ajo negro; o la paletilla de chivo a las especias marroquíes cocinada a baja temperatura y couscous de microverduritas al cajún. Sin duda, un viaje gastronómico en el tiempo que no dejará indiferente a nadie.

Vincci Posada del patio 5* también cuenta con su bar “La Posada Food&Drinks” con un ambiente más distendido y una carta de tapas y bebidas, ideal para tomar algo a cualquier hora o tomarse un descanso.

Situado en pleno centro histórico de Málaga, sin duda Vincci Selección Posada del Patio 5*tiene todos los ingredientes para vivir una experiencia única en este establecimiento renovado recientemente por la decoradora e interiorista Alejandra Pombo.

Vincci Selección Posada del Patio 5*

Vincci Selección Posada del Patio 5*, es el primer cinco estrellas que se abrió en la ciudad de Málaga, una apuesta más de Vincci Hoteles por el turismo de calidad.El alojamiento está construido en la ubicación que correspondía a dos antiguos edificios, uno de los cuales era una de las últimas posadas que existían en Málaga: La Posada del Patio y el otro, era un edificio de viviendas en el que se ha respetado la fachada de principios del siglo XX. El establecimiento fue reconstruido en su totalidad, respetando el patio que le daba nombre y un antiguo zaguán que correspondía a la entrada desde la calle Camas. Bajo ambos edificios fueron encontrados los restos de la muralla árabe de Málaga, junto con los restos de la antigua Puerta del Río. Es el tramo más extenso, mejor conservado de la muralla árabe y el único que se puede visitar por las dos caras y por donde se puede pasear utilizando el antiguo camino de ronda de la ciudad.

Fue descubierta mientras se estaban realizando las obras del hotel, entre 2007 y 2008. La integración de la muralla en el establecimiento era la opción más difícil pero, sin embargo, la que se eligió de cara a recuperar este monumento de gran valor histórico para la ciudad, y dentro de la apuesta de la cadena por la recuperación de edificios históricos para dotarlos de vida e integrarlos de nuevo en la ciudad. Se hizo un trabajo exhaustivo por parte de los arqueólogos que catalogaron tanto los restos de la misma como todas las piezas que aparecieron, algunas expuestas en el propio hotel. El resultado es la integración de la muralla en el establecimiento permitiendo visitar este tramo a todo el que lo desee. Está incluido en las visitas aconsejadas por el Ayuntamiento de  Málaga.Además, el establecimiento permite la oportunidad de celebrar eventos o veladas especiales en la muralla, sin duda, un escenario diferente y difícil de olvidar. 

Todo ello, consigue que los huéspedes vivan la historia y la magia de esta capital andaluza en un hotel muy especial y que intensifiquen su experiencia de viaje viviendo la ciudad desde la esencia de sus orígenes. Precisamente la reciente renovación de algunas de las zonas del alojamiento a cargo de Alejandra Pombo, se ha inspirado en sus orígenes para poder vivir una experiencia de alojamiento inolvidable.

En el nuevo Vincci Selección Posada del Patio 5*, su patio cobra más importancia que nunca gracias al trabajo de Alejandra Pombo, que se ha inspirado en la importancia de los patios en la cultura árabe y medieval, para crear un pequeño oasis en el interior del establecimiento, que aporta luz natural, verdor y frescor, y se convierte en hilo conductor del resto de estancias. Este punto, al igual que pasaba en la antigua posada del siglo XX se convierte en el centro neurálgico de la planta baja del hotel, espacio de paso, espacio de encuentro, de la misma forma que eran trascendentales los patios para la vida de las casas, en las culturas que anteriormente habitaron la ciudad, sobre todo la árabe. La vegetación está muy presente simulando un jardín interior y los tragaluces evocan, contagian y trasladan a todas las estancias una lograda sensación de encontrarse en un espacio exterior muy luminoso aun estando en espacios interiores.  La vegetación se alterna con elementos de materiales naturales y de uso tradicional como la rafia o el hierro, que suponen una vuelta a los orígenes y que se repiten a lo largo de las distintas salas y proporcionan uniformidad y un ambiente armonioso. La entrada del hotel, el lobby y el desayunador quedan conectados a pesar de tener funcionalidades muy distintas. Las columnas de hierro y las ornamentaciones, elementos protagonistas, dotan a los espacios de una firme personalidad, imprimiendo carácter con su influencia árabe y andaluza. 

Cuenta con 106 habitaciones que incluyen todas las comodidades para vivir una experiencia única. El alojamiento tiene una terraza con piscina en su azotea que permite disfrutar de las mejores vistas de la capital malagueña mientras te das un refrescante baño.

En definitiva, este establecimiento con historia permite disfrutar de los atractivos de la ciudad además, sin necesidad de atravesar sus puertas gracias a la amplia variedad de actividades relacionadas con el arte, la música, la cultura y la gastronomía que acoge en su interior.