Ara Malikian crea una mágica atmósfera con su violín en Starlite

Ara Malikian no toca el violín, lo acaricia y lo mueve de tal manera que se obra el milagro de convertir el lugar donde está en un oasis de paz, de buenas emociones y amor en su más amplia definición de la palabra. 

Quienes acudieron anoche al espectacular concierto del libanés afincado en España no pudieron escapar al poder de su hechizo musical y cayeron rendidos a su amplio repertorio interpretado desde el corazón, pero con un claro virtuosismo que lo ha llevado a ser uno de los músicos más conocidos del mundo entero. 

La primera actuación de Ara Malikian en Starlite Catalana Occidente fue en 2020 ydesde entonces es fiel a su cita anual en la que se muestra a pecho descubierto, tanto en el aspecto musical como en el personal, ya que comparte divertidas anécdotas familiares, personales y se entrega al éxtasis a través de las notas musicales con cada pieza que interpreta. 

Los incondicionales de su peculiar estilo artístico, así como de su forma de entender la vida, le esperaban con todas las ganas y entraron a formar parte del show preparado por Ara Malikian desde que el compositor pusiera el primer pie sobre el escenario del Auditorio de Starlite Catalana Occidente. 

Abriendo el repertorio de temas, Malikian encadenó varios temas introductorios para crear la atmósfera deseada y, acto seguido, se dirigió cariñosamente al público del festival boutique más importante de Europa: «Estoy muy feliz de volver a Starlite, de estar en este lugar tan maravilloso, espectacular e inspirador. Después de todo lo que el planeta ha vivido, estamos muy emocionados de poder hacer algo tan especial». Tampoco faltaron palabras de agradecimiento hacia la pareja de empresarios que dan vida a Starlite Catalana Occidente, Ignacio Maluquer y Sandra García-Sanjuán: «Gracias Sandra e Ignacio. Este es un festival maravilloso donde ocurren cosas maravillosas».

Además de temas como ‘Life On Mars’‘Calamar Robótico’‘Taling Naning’ o ‘Kriklor Aklor’, Ara Malikian dedicó una parte de su espectáculo a la música clásica con la que aprendió y que le ha acompañado con él durante toda su carrera artística, dándole un espacio muy importante en cada uno de sus recitales. 

Así, sonaron también ‘Preludio n4’ o ‘Nana Arrugada’ (tema que eligió para cerrar el concierto sumergido entre el público de la platea), piezas musicales que elevaron el concierto a un nivel supremo, a la altura de las más rutilantes estrellas de La Cantera de Starlite Catalana Occidente. 

Entre quienes no quisieron perderse uno de los conciertos más enigmáticos y especiales de esta edición de Starlite Catalana Occidente se encontraban el chef José Andrés, la condesa Gunilla von Bismarck y Luis Ortiz, que disfrutaron de una velada única en el festival de las estrellas.