Eboka recupera los guisos tradicionales de antaño

Eboka 2

Recuperar los guisos tradicionales y la cocina de antaño en la carta del restaurante es el objetivo que se ha marcado Eboka con su propuesta gastronómica “Cocina de Herencia”, que desarrollará durante toda la temporada. Antonio Fernández, alma mater del restaurante, pretende así hacer un homenaje a nuestras madres y padres, a nuestras abuelas, a la evocación de esos sabores del pasado, de los recuerdos en torno a la mesa y del calor del hogar. “Es una forma de volver a la cocina de los guisos, la de los sabores, la que nos han enseñado nuestros mayores. Ahora somos los hijos los que guisamos esos platos de la cocina de tradición y raíces que nos han enseñado, pero con las posibilidades de la cocina de hoy. Cada plato va a contar la historia de una familia”, dice Fernández.

Cartel oficial de Cocina de Herencia.

Para ello, el restaurante ha contado con unos asesores de primera, y es que han involucrado en esta iniciativa gastronómica a Maruja Urbaneja, Antonia Ruy, Reme Lanzas, Francisco José Jiménez, Virginia Moya y Conchita Lanzas, que han trasladado su conocimiento culinario a los fogones de Eboka para que los platos y guisos salgan a la sala con la mismas recetas que ellos cocinan en sus casas, esas que aprendieron de sus madres, padres y abuelas y que ahora pueden aprender sus hijos, y guisarlas para ellos como ha sucedido en la cocina de esta Casa de Vinos y Comidas.

“La evocación a nuestros recuerdos de infancia a través de la comida está más que asegurada. Va a ser un universo de sensaciones en torno al sabor”, afirma. Y no será para menos, porque “Cocina de Herencia” es un concepto gastronómico para el que el personal de Eboka ha preparado su propia carta, que los comensales encontrarán junto con la carta propuesta habitual. Disfrutarán de platos tan tradicionales y arraigados en la cultura gastronómica andaluza como el rabo de toro, el atún “encebollao”, la sopa de maimones, la cazuela de fideos con boquerones fritos, la crema de porra con jamón ibérico, la porrilla de verduras de la Serranía de Ronda, o el ajoblanco, entre otros.

La carta irá ampliándose y los platos se irán renovando, ya que es una propuesta que expresa muy bien los valores gastronómicos de Eboka y que se va a mantener en el tiempo. No faltarán en esta nueva carta de Cocina de Herencia los postres de María Moya, de Candy’s Repostería Artesanal, que ha elaborado para la ocasión Bizcocho borrachito de vino dulce de Málaga y Yema Tostada a la Naranja.

Para fomentar esta transmisión de conocimiento entre generaciones Eboka se va a apoyar en una campaña en sus redes sociales (Facebook y Twitter) en la que invitarán a padres e hijos a compartir recetas y recuerdos en torno a esos platos. La propuesta más valorada y compartida por los seguidores de Eboka cada mes, será reconocida con una visita a la cocina del restaurante, donde podrá compartir con sus hijos la receta y serán ellos los que cocinen para él/ella. Después se sentarán a la mesa donde disfrutarán servidos con la atención y mimo que caracteriza a la casa.

Plato Solidario Eboka Cocina de Herencia

La nueva carta de Cocina de Herencia cuenta, además, con un Plato Solidario con mucha tradición y sabor: Crema de Porra Antequerana con Atún Marinado y Jamón Ibérico. En la carta aparecerá el precio solidario, especificando que el comensal que lo desee puede donar 2 euros a la Fundación Andrés Olivares. Mensualmente Eboka hará entrega a la Fundación del importe donado por sus clientes.

Eboka Casa de Vinos y Comidas

Eboka es un concepto gastronómico que va más allá de ser un restaurante a la usanza. Es una casa de comidas y vinos, es un espacio de culto a los gastronómico, a la calidad y al buen producto, que se preocupa por poner en valor lo autóctono y el producto de Málaga.

Antonio Fernández es el alma mater de este establecimiento, donde atiende personalmente a cada uno de sus comensales junto a su equipo de sala. Eboka es referente en cocina con productos autóctonos y en tener una carta de vinos con numerosas referencias que Antonio marida con cada plato, haciendo que el comensal viva una experiencia gastronómica que no le dejará indiferente.

Es un espacio concebido para celebrar cualquier tipo de evento familiar y empresarial o disfrutar de una velada romántica en un lugar acogedor. Desde hace unos meses cuentan con una Sociedad Gastronómica con la que cada mes viajan a otros lugares del mundo, degustando su gastronomía y sus vinos. También celebran mensualmente un encuentro cervecero que está teniendo muchos adeptos entre los amantes de la cerveza artesanal. Se trata de un menú maridado con cervezas artesanales en el que cada participante cata y vota a ciegas dos propuestas diferentes en cada plato. Los maestros cerveceros que participan se retan así en un MatchBeer del que uno de ellos sale ganador y reta a otro para la siguiente edición.